Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Draghi pide en Madrid "vigilancia del impacto" en la banca de su baja rentabilidad

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 25/05/2017 Óscar Giménez

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), ha puesto hoy el acento de su discurso sobre el sector financiero. Lo ha hecho en Madrid, donde ha participado en una jornada de estabilidad financiera organizada por el Banco de España. El banquero italiano ha aprovechado su intervención para hablar del impacto de sus estímulos sobre el negocio bancario.

El banquero, presentado por el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, defiende que las medidas que ha tomado el banco central como respuesta a la crisis y no ve razones para desviarse por ahora de ellas (ver discurso completo). Tanto el 'dinero gratis' como las políticas no convencionales, basadas en la compra de activos por valor de 60.000 millones de euros al menos hasta diciembre. Estos estímulos, sostiene Draghi, "han permitido un entorno más largo de tipos de interés amplio sin efectos negativos en la estabilidad financiera", lo que a su juicio ha sido fundamental para la recuperación económica y para aplacar las turbulencias financieras.

Draghi admite efectos "secundarios" de las políticas, pero recuerda que "la posición de la banca" se ha fortalecido gracias a la recuperación que ha impulsado la política ultraexpansiva diseñada y ejecutada desde Fráncfort. El banquero italiano defiende que "las medidas de política monetaria no convencionales y las mejoras en la estructura normativa han puesto al sistema bancario de la Eurozona en una posición más fuerte para transmitir el impulso del crédito que persigue el BCE a las empresas a los hogares a través de la unión monetaria para garantizar una financiación suficiente que sostenga la recuperación". "Es exactamente lo que hemos visto", añade Draghi, citando la recuperación del crédito.

El mandatario ha hecho referencia a las críticas -que llegan especialmente desde Alemania- al asegurar que "todos los bancos centrales saben que sus políticas tienen efectos secundarios". No obstante, están siendo "positivos" sobre la estabilidad financiera. El círculo virtuoso que permite esta derivada son los mayores ingresos de los hogares y empresas al abaratar las condiciones de financiación e impulsar la recuperación económico. Esto, a su vez, "disminuye la mora, con lo que mejora la posición de la banca", añade.

A pesar de ello, el escenario actual ahoga la rentabilidad de los bancos al comprimirse "la diferencia entre los tipos de corto plazo y los de largo plazo". Por ello, Draghi pide una "vigilancia" en el "impacto" de la baja rentabilidad del negocio tradicional de las entidades financieras. En caso de prolongarse este escenario, y escuchando a Draghi aún no hay razones para esperar una ruptura, los bancos "podrían reducir su acumulación de capital a través de los beneficios retenidos y hacerlos más frágiles".

EVITAR FUTURAS BURBUJAS

© Proporcionado por Bolsamanía

Se trata de uno de los tres riesgos mencionados por el presidente del BCE ante una sala de conferencias del Banco de España repleta de académicos y personalidades del sector financiero. Otro hito a vigilar, según Draghi, es la asunción de riesgos de los préstamos bancarios para evitar futuras "burbujas que hemos visto que son peligrosas para la estabilidad financiera", asegura, especialmente en el sector inmobiliario, como bien sabe España en su historia reciente.

En tercer lugar, admite que el entorno de tipos bajos "ejerce presión" sobre la rentabilidad de las instituciones financieras no bancarias como seguros de vida o fondos de pensiones: "Para cumplir con sus objetivos ante desafíos en los rendimientos, podrían ser propensos a comportamientos de búsquedas de rentabilidades asumiendo riesgos excesivos". Draghi ha insistido así en un mensaje incluido en el informe de estabilidad del banco central: algunos inversores institucionales están asignando inversiones a títulos de deuda de menor calidad, lo que "debe ser estrechamente monitoreado". En este sentido, pide a los fondos de inversión, de pensiones y seguros mitigar los riesgos adaptando sus modelos de negocio reduciendo, por ejemplo, su dependencia de los sistemas de garantías de retorno.

Draghi también ha pedido a los bancos que actúen en consonancia con el entorno actual. No todo es lamentarse, hay "un amplio espacio" para que gran parte del sector financiero mejore su rentabilidad mediante "el aumento de esfuerzos para mejorar la eficiencia operativa a través de la reducción orgánica de costes". En medio del proceso de ajustes de Popular, y a falta de conocer si concluirá en una operación con otro banco o una ampliación, el banquero italiano ha sido cuidadoso con sus palabras. En su discurso no ha habido mención explícita a fusiones o consolidaciones de la banca. Eso sí, recuerda que "la eficiencia de los costes de los bancos de la Eurozona no ha mejorado desde 2010 y, con métricas estándares, hay una comparativa desfavorable con muchos de sus pares internacionales".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon