Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

EEUU crea 287.000 empleos en junio, el mejor dato en ocho meses, y Wall Street sube con fuerza

Bolsamanía Bolsamanía 08/07/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

La economía estadounidense ha recuperado un ritmo vertiginoso de creación de empleo en junio y ha superado todas las previsiones, después de dos meses consecutivos de decepción, especialmente en mayo. Así, el Informe de Empleo arroja un dato de 287.000 nuevos puestos de trabajo, muy por encima de los 175.000 que apuntaba el consenso de analistas, y exhibiendo el mejor dato en ocho meses. Pese a este impulso, la tasa de paro aumenta dos décimas hasta el 4,9%, frente al 4,8% proyectado por el mercado.

El dato ha desatado una ola de compras en los mercados, y las bolsas europeas han acelerado sus ganancias hasta dispararse en torno a un 2% en los casos del Ibex 35 o el DAX 30 alemán. En Wall Street, los futuros apuntaban a una apertura con con escaso movimiento, pero el dato de empleo ha provocado que los tres principales índices, S&P 500, Dow Jones y Nasdaq, abren con subidas superiores al medio punto, mientras que el euro/dólar se ha girado a la baja con el repunte de la divisa norteamericana y cae un 0,4% hasta el nivel de 1,102. El petróleo también ha aumentado sus ganancias y sube un 1%, un día después eso sí de caer un 5% con la disminución de los inventarios.

La Oficina de Estadísticas Laborales arroja en su informe el fin de la desaceleración en el crecimiento del empleo, que había preocupado a los miembros de la Reserva Federal (Fed), según muestran las actas de la última reunión. De hecho, la institución había revisado a la baja el ya de por sí decepcionante dato de mayo desde 38.000 hasta 11.000 puestos de trabajo, y aunque modificó al alza la cifra de abril desde 123.000 hasta 144.000, en ambos casos eran números muy inferiores a las proyecciones del mercado, y mostraban una desaceleración del entorno laboral.

Pese a este repunte de la creación de empleo, los salarios se incrementaron en un 0,1%, una décima menos que el mes anterior y que el 0,2% esperado, y la tasa de paro por el contrario se elevó más que lo previsto por el consenso de analistas, hasta situarse en el 4,9% frente al 4,7% de mayo y al 4,8% anticipado por el mercado. Esto implica un incremento del número de parados de 347.000 hasta un total de 7,8 millones, cifra que se mantiene estable desde el mes de agosto del pasado año. En cualquier caso, éste "no es un dato tan malo como pudiera parecer, ya que sigue por debajo del 5%", recuerda Craig Erlam, analista de Oanda.

El Departamento de Trabajo, del que depende la Oficina de Estadísticas Laborales, destaca que la mayoría de nuevos puestos de trabajo se han creado en los sectores de ocio, salud y finanzas. Además, hay que tener en cuenta que Verizon restó unos 35.000 empleos a los datos laborales de mayo en Estados Unidos, y el regreso a sus puestos de estos trabajadores ha impulsado la estadística. Desagregando los datos, la tasa de desempleo se mantiene estable en casi todos los grupos de población, y el número de parados de larga duración, al menos 27 semanas, sigue en el entorno de dos millones, más de una cuarta parte de los desempleados.

¿OBLIGARÁ A LA FED A SUBIR TIPOS?

La Reserva Federal (Fed) redujo de cuatro a dos las subidas de tipos previstas para este año, que siguen en el entorno entre 0,25% y el 0,5% desde diciembre, cuando se subió por primera vez en casi una década 25 puntos básicos. En la reunión de los días 14 y 15 de junio, hubo dos razones para no subir los tipos. El riesgo del Brexit, y esperar a tener más información sobre sus implicaciones, y el pobre dato de empleo de los dos últimos meses. "El mercado laboral no crece como nos gustaría", constataron los altos funcionarios del banco central estadounidense.

Aunque la incertidumbre en Europa continúa tras el resultado del referéndum celebrado en Reino Unido el pasado 23 de junio, la probabilidad otorgada por el mercado a una subida de tipos en 2016 ha aumentado con el Informe de Empleo desde el 12% hasta el 16%. "La mayor preocupación que dejan los datos es la continua falta de presión sobre los salarios, algo que ha estado ausente durante todo el ciclo de recuperación económica. Mientras esto siga así, la Fed tiene una buena razón para mantener los tipos en niveles muy bajos", argumenta Erlam.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon