Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El alquiler vacacional se consolida este verano como la forma de viajar preferida por los españoles

Bolsamanía Bolsamanía 18/06/2016 Antonio Villanueva

La forma en la que los españoles buscan un techo para poder pasar sus vacaciones continúa cambiando a una velocidad vertiginosa. Cada vez más se está optando por alquilar apartamentos y casas de particulares frente a la tradicional oferta de camas en hoteles. La tendencia ha sido acelerada por plataformas ya consolidadas en España, como AirBnb o HomeAway, que parecen haber llegado ya para quedarse.

Según datos de Exceltur, asociación que aglutina a las grandes compañías turísticas españolas, la oferta de alquiler de pisos turísticos ya supera a la oferta de camas en hoteles y sitios regulados. El alquiler vacacional ofrece 2,7 millones de plazas frente a las 2,5 millones de establecimientos regulados. Es decir, que el 52% de las plazas son en viviendas de alquiler turístico, de los que el 27% corresponden a Airbnb y el 24% a Homeaway, las grandes del sector de alquiler de alojamientos particulares.

Por otro lado, los datos del INE también son claros: unos 10,3 millones de personas optaron por un apartamento turístico en 2015 para sus vacaciones en territorio nacional. La mayor parte de ellos, 6,6 millones, fueron extranjeros. La media de noches fue de 6,64 por apartamento.

LA TENDENCIA CONTINÚA IMPARABLE

Andalucía, Islas Baleares, Comunidad Valenciana y Cataluña concentrarían el 80% de la oferta total, mientras que la media de estancia en destinos españoles es de 8,4 días, es decir, que no se busca solo este tipo de alojamientos para estancias cortas.Estos datos del incansable aumento de esta nueva tendencia vacacional son corroborados por los datos de Homeaway publicados recientemente. En ellos se asegura que la demanda de los españoles de alquiler vacacional ha aumentado un 52% para este verano de 2016 respecto al mismo período del año anterior.

Por su parte, el otro gigante del alquiler de apartamentos, Airbnb, dispone de una gran oferta en España. Varios estudios apuntan a que la web ya supera los 120.000 anuncios publicados, lo que supone casi una quinta parte de las 660.000 habitaciones hoteleras ofrecidas en todo el país.

“ESTAMOS ATRAYENDO A MOCHILEROS”

Sin embargo, el sector hotelero se encuentra obviamente en pie de guerra contra este tipo de alojamientos no reglados entre particulares, que muchos consideran competencia desleal, y por ello piden una mayor regulación este tipo de actividad.

Según declaró recientemente el consejero delegado de Iberostar en Europa, Aurelio Vázquez, en unas jornadas turísticas, la ocupación de plazas hoteleras ha caído un 4% entre 2011 y 2015, y ello a pesar del incremento del número de turistas en un 38% y de los ingresos por esta actividad en un 17,3%.

© Proporcionado por Bolsamanía

Esto para Vazquez significa que "lo que están viniendo son mochileros. Estamos atrayendo un perfil de clientes con un menor gasto en el destino y menor capacidad de generar PIB", aseguró según El Confidencial.

OTRAS EMPRESAS TURÍSTICAS COMIENZAN A VERLO RENTABLE

Por otra parte ya hay varias empresas turísticas que están intentando captar parte del pastel del alquiler vacacional, que lo ven como un futuro irremediable y que piensan que hay que adaptarse a esta tendencia. Este sería el caso de compañías como Room Mate, la cadena hotelera de Kike Sarasola y primera en entrar en España en el negocio del alquiler de pisos. La empresa empezó a ofrecer hace más de dos años la plataforma “BeMate”, que conecta a dueños de apartamentos con clientes y además ofrece en la página los servicios de sus hoteles.

Me han llamado de todo, pero la economía colaborativa (el nombre no me gusta, es un negocio puro y duro) está aquí para quedarse.Tenemos que acoplarnos a ella de forma inteligente y exigir las mismas reglas de juego. A nosotros nos está yendo bien y le pongo un ejemplo: durante el Mobile World Congress de Barcelona registramos un 100% ocupación de apartamentos y hoteles”, asegura Sarasola en declaraciones a El País.

Otras cadenas hoteleras nacionales como Sidorme o internacionales como Accor y Choice Hotels están viendo el negocio en el alquiler vacacional y están comenzando a adquirir o bien apartamentos o bien plataformas de alquiler de viviendas turísticas por internet.

EUROPA Y LA CNMC LO QUIEREN REGULAR

La Comisión Europea quiere regular estos servicios y homogeneizar la normativa que afecta a compañías como Airbnb y a Uber en los países europeos. Hasta ahora cada país aplica sus reglas y, en muchos, estos servicios han causado gran revuelo y han sido objeto de polémica.

Con una única normativa se evitaría que las compañías tengan que adaptarse a cada estado y se eliminarían las diferencias entre los países, lo que beneficiaría también a sus usuarios. Bruselas ha pedido a su vez a los distintos gobiernos europeos que no prohíban ni limiten este tipo de negocios con normativas que restrinjan su uso.

Esta idea va en la misma corriente que la de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que recomendó hace unos meses una mayor libertad de acceso al mercado de inmuebles de uso turístico. El regulador pidió eliminar cualquier tipo de moratoria en la autorización de nuevas viviendas turísticas, así como la supresión de inscripciones y la eliminación de requisitos en las estancias. La CNMC subrayó que la economía colaborativa que surge de estas plataformas es una "enorme oportunidad" para fomentar una mayor competencia en los mercados.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon