Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El 'amazon' del futuro será universitario y español

Expansión.com Expansión.com 28/05/2014 Ana Gil. Madrid

Las universidades españolas preparan su adaptación al mercado editorialcon la puesta en marcha de iniciativas digitales y su proyección internacional.

La universidad española es uno de los viveros de libros académicos en lengua hispana más populares del mundo. Cada año, los centros de educación superior publican 10.000 títulos. En la actualidad y de cara al futuro, las dos grandes obsesiones de los editores universitarios son la proyección y la era digital.

En los últimos años, el mercado del libro en nuestro país se ha ido deteriorando por la crisis económica y porque los grandes editores no han querido entrar en el mundo digital con los ojos abiertos. Para la Unión de Editoriales Universitarias Españolas (UNE), que acoge a 66 editoriales que producen el 10% de todos los libros que circulan en España, "esta situación es estupenda".

"Podemos posicionarnos mejor a pesar de la bajada de ventas. El mundo digital permite que todos los atletas -grandes editoriales y pequeñas- estemos en la misma línea", confiesa Lluís Pastor, presidente de esta asociación y director de la Editorial de la Universidat Oberta de Catalunya (UOC).

El catálogo de esta asociación es de 50.000 libros, de los cuales 15.000 son electrónicos y 3.000 están en múltiples formatos para acceder a ellos desde tabletas y teléfonos inteligentes, y cada año se hacen reimpresiones o reediciones de libros que están obsoletos. El 'amazon' universitario En los últimos años, las universidades -que en su mayoría crearon sus editoriales en los años 80- han dado pasos de gigante para adaptarse al nuevo mercado de libros. "Los editores universitarios estamos siendo más arriesgados en muchas cosas y esto va a generar muchos cambios", declara Lluís Pastor.

Un cambio de la era digital es la presencia de los libros en la calle. "Existe el estereotipo de que la edición universitaria es una edición oculta y difícil de ver en la calle. Por esta razón estamos diseñando el portal del libro universitario en español, donde se van a colgar las 50.000 referencias con las que cuenta actualmente y en el que queremos que colaboren mexicanos, argentinos, brasileños Queremos que sea el nuevo amazon del libro universitario. Esta plataforma permitirá que estemos presentes en Latinoamérica y vendamos más. También estamos habilitando una red de librerías presenciales en distintas ciudades como es el caso de Madrid, Barcelona, Granada y Valencia", puntualiza el responsable de la Une.

Otro reto de los editores universitarios es mejorar la calidad de sus obras. "Tenemos el sambenito de que nuestros libros son de mala calidad. Pero no es así, ya no publicamos todos los caprichos del rector, ya no es así", explica Pastor.

Para alcanzar esta meta, la Une se ha reunido con la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación) y CNEAI (Comisión Nacional Evaluadora de la Actividad Investigadora).

Otra iniciativa es la creación de un sello de calidad de la UNE para verificar los mejores libros y conseguir la especialización de sus editores. "Aunque es algo complicado y requiere mucho tiempo, vamos a trabajar para que cada editor se especialice en temas concretos. Es una de nuestras estrategias de futuro para ser rentables, porque una de las cosas que siempre tenemos en cuenta es que no puede publicarse un libro que no vaya a venderse, dar beneficios", sentencia Pastor. Transformación del libro El concepto de libro también se está transformando. Algunas universidades no se limitan a colgarlos en sus plataformas digitales en pdf o venderlos en sus librerías online sino que están trabajando para que el libro sea un producto sobre el que cabalguen otros servicios.

Es el caso de Oberta Publishing, la editorial de la UOC. El nuevo sello, nacido hace diez meses, pretende transformar los contenidos didácticos tradicionales en formatos de aprendizaje muy innovadores, para que los estudiantes disfruten aprendiendo.

"Queremos revolucionar el aprendizaje tradicional, creando un modelo altamente motivador y multimedia, en consonancia con la sociedad del siglo XXI", enfatiza el responsable de la UOC.

La universidad catalana está integrando formatos más amenos e inspirados en casos reales, que son una alternativa a los manuales de toda la vida. Es el caso de la edición de Hamlet, de William Shakespeare, que tiene colgada en su plataforma. Además de su lectura, el texto ofrece ilustraciones y anotaciones sobre las que el profesor está enseñando derecho penal a los alumnos.

Otra iniciativa interesante es la aparición de la biblioteca digital Bodoni. A finales de 2013 la Universidad de Salamanca (USAL) puso en marcha este portal dedicado a la difusión y al conocimiento del tipógrafo italiano, Giambattista Bodoni, y por extensión, a la historia del libro en tiempos de la imprenta manual.

Junto con los libros por él impresos, el proyecto da acceso a los estudios bodonianos y al corpus documental inédito (en su mayoría cartas) relacionadas con la oficina del impresor de Parma y con las personalidades e instituciones con quienes mantuvo relaciones durante los casi cuarenta años que fue director de la Stamperia Reale del Ducado de Parma.

Una de las últimas hazañas del mundo editorial universitario de nuestro país ha sido la publicación en abierto, a finales del mes de abril, del libro inédito Apuntes de un viaje. De España a Ginebra (1873) de Emilia Pardo Bazán.

En lugar de optar por la publicación en una gran editorial o por su lectura de pago (que hubiera comportado grandes beneficios económicos), la Universidad de Santiago de Compostela (USC)decidió publicar una edición digital en acceso abierto. En apenas diez días contaba con 1.187 accesos y 1.079 descargas.

En la actualidad, la obra tiene la licencia Creative Commons que facilita que cualquier persona pueda consultar o descargar el libro de forma gratuita. Esta "nueva experiencia editorial", como confesaba el rector de la USC Juan Casares en la presentación del libro, ha abierto un nuevo campo de posibilidades de difusión.

Otro ejemplo innovador que cabe mencionar es la del libro Laboratorio de Química Analítica (de la editorial de la UNED), Premio Nacional de Edición Universitaria 2013 a la mejor edición digital y multimedia. Ser autor universitario El cauce ordinario para publicar un libro universitario desde hace años ha sido la tesis doctoral. Pero en la actualidad no es el único salvoconducto para poder estrenarse como autor en el campus.

De todos modos, los pasos a los que se somete el interesado son los mismos a los que se enfrenta un escritor en una editorial comercial. "Cada editor se mueve con dos parámetros, las áreas temáticas en las que su sello trabaja y la rentabilidad, es decir, la lógica de que si no se vende, no se publica", explica Pastor. Aunque para los docentes es mucho más fácil ser rentable porque solo tienen que vender una media de 200-300 ejemplares.

Contar con un público tan numeroso (las grandes universidades cuentan con miles de estudiantes) y tan cambiante (cada año llega una nueva promoción a las aulas) no es del todo un punto a favor. "Es una ventaja porque el profesor consigue transmitir su conocimiento a través de un medio como el libro pero no lo es en el tema de las ventas, porque si un estudiante se puede gastar el dinero en una cerveza no se lo gasta en un libro", concluye.

Lea el reportaje completo en .

 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Expansión.com

image beaconimage beaconimage beacon