Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El apetito por el riesgo domina las divisas tras el acuerdo de la OPEP

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 29/09/2016 Noemí Jansana

Las divisas vinculadas a las materias primas han dejado máximos de varias semanas contra el dólar, tras conocerse el acuerdo de los países productores de petróleo (OPEP) de congelar la producción de crudo. El precio del petróleo se ha catapultado un 5% y ha arrastrado en su subida a los dólares canadiense y australiano y a la corona noruega. La moneda más perjudicada ha sido el yen que se cambia a 101 yenes en su cruce contra el dólar.

El dólar canadiense ha dejado ganancias de un 0,9% en la sesión del miércoles, cambiándose a 1,3054 dólares, niveles no vistos en un mes. Expertos consultados califican el hecho de que la OPEP decida “cerrar el grifo” de “histórico”, con lo que esperan que los efectos perduren. “Veremos un dólar canadiense mucho más fortalecido y en su cruce contra la divisa de EEUU se cambiará a 1,30 dólares en poco tiempo”, explica Kathy Lien, analista de BK Asset Management. “Sin embargo, los mayores perdedores serán la libra y el dólar neozelandés contra el dólar canadiense”, avanza la experta.

Además de la moneda de Canadá, el dólar australiano también ha dejado un máximo de tres semanas en los 0,7696 dólares, aunque el mayor efecto se ha notado en la corona noruega, que se ha enfilado hasta los 8,0222 dólares y se cambia a 9,0085 coronas por cada euro.

EL YEN, EL GRAN PERJUDICADO

El incremento en el precio del petróleo ha tenido otro efecto en una de las divisas más operadas del mundo, ya que ha impulsado el apetito por los activos riesgo y ha debilitado el yen, que tradicionalmente se considera un vaso seguro (safe haven).

El dólar ha protagonizado un rally contra la divisa nipona de un 0,7%, hasta los 101,35 yenes y se cambia por encima de los 101,500 yenes antes de la apertura de la sesión europea del jueves. Sin embargo, desde un punto de vista técnico, Michael Hewson, analista de CMC Markets señala que mientras opere por debajo de los 103 yenes, hay posibilidades de que quiebre los 100 yenes, en busca del nivel de los 99,50 yenes por cada dólar.

¿Y EL EURO/DÓLAR?

En cuanto al dólar, se ha debilitado ligeramente contra sus rivales, aunque en su cruce con el euro permanece prácticamente inalterado, moviéndose en un rango de apenas un 0,2%, pero aguantando por encima de los 1,1200. La moneda única se ha recuperado tras después tras las informaciones de que Deutsche Bank va a ser rescatado por el gobierno alemán -aunque el Ejecutivo de Angela Merkel ha negado que haya tal acuerdo- y este momento tenemos el Euro/Dólar cotizando en los 1,12277 dólares (+0,10%) acercándose de nuevo a la directriz bajista que une los máximos decrecientes desde mediados de agosto.

José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía indica que, en cualquier caso, “la zona de control la tenemos en los 1,12800-1.12840 y sólo por encima de esta resistencia tendríamos una pequeña figura de vuelta, de implicaciones alcistas, con objetivo mínimo en los 1,1366 y por encima los máximos prebrexit en los 1,14280”.

EURUSD © Proporcionado por Bolsamanía EURUSD © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon