Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El austero Warren Buffet y su club de los millonarios

Bolsamanía Bolsamanía 02/11/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

La compañía de Warren Buffett, Berkshire Hathaway, se ha convertido en una especie de club de millonarios. El elevado precio de sus acciones y la enorme revalorización que éste ha tenido a lo largo de las décadas han dado a sus inversores muchos motivos para estar agradecidos a Buffett. Aunque las acciones de Berkshire Hathaway cotizan actualmente por encima de los 200.000 dólares, no siempre fue así. Buffett ha estado 50 años al frente del conglomerado, que pasó de ser una fábrica textil con problemas financieros a crear varios millonarios.Uno de ellos es Frank Fitzpatrick, de Nevada, que compró las acciones a cuarenta dólares. A principios de 1976 adquirió alrededor de 200 acciones a ese precio y 14 meses después cometió un terrible error: venderlas al 80 dólares. Sin embargo, supo arrepentirse a tiempo y volvió. “Siempre he tenido la costumbre de volver corriendo a Berkshire”, comenta a The Wall Street Journal.Buffett vive en la misma casa que compró que 1958 por 31.500 dólares, suele desayunar en un McDonald’s cercano a su oficinaFitzpatrick cuenta que, en 1995, después de haber comprado su casa frente al lago Tahoe, su familia se reunió en el patio, se dio un abrazo grupal y dijo: “Gracias, Warren”. Este abogado de 72 años, que ha utilizado parte de sus acciones de Berkshire para financiar una fundación educativa sin ánimo de lucro, legará su fortuna a sus dos hijos.LA AUSTERIDAD DE WARREN BUFFETTPese a la gran fortuna que ha amasado y que ha hecho ganar a otros, Warren Buffett es un hombre de costumbres sencillas. Vive en la misma casa que compró que 1958 por 31.500 dólares, suele desayunar en un McDonald’s cercano a su oficina y se paga un sueldo de 100.000 dólares al año. Tampoco es raro verlo conduciendo su coche, un sedán de la marca Cadillac, por las calles de Omaha.También los accionistas de Berkshire Hathaway son gente poco usual dentro del cliché de los millonarios. En la cena anual que organizan algunos de ellos coincidiendo con la reunión de los accionistas, la cuenta del restaurante se paga 'a escote' y los camareros de Omaha suelen quejarse de lo tacaños que son con las propinas.Los primeros accionistas del conglomerado de Warren Buffett han utilizado las fortunas que han amasado con sus acciones para financiar la educación de sus hijos, comprar casas y acumular garantías para préstamos. Además, al igual que Buffett, son partidarios de causas filantrópicas, por lo que cientos de millones de dólares conseguidos gracias al inversor han ido a parar a las universidades en las que estudiaron los accionistas, instituciones culturales e investigación médica.Warren Buffett se ha comprometido a donar casi toda su fortuna de 62.000 millones de dólares a la caridadA medida que estos inversores a largo plazo envejecen, al igual que el propio Buffett, que ya cumplió 85 años, también se preocupan por qué es lo mejor que pueden hacer con su capital. Warren Buffett se ha comprometido a donar casi toda su fortuna de 62.000 millones de dólares a la caridad y ya ha entregado más de 25.000 millones de dólares. En una entrevista, dijo que espera que un “alto porcentaje de grandes accionistas individuales” haga lo mismo.Además, ha fundado junto con Bill Gates la iniciativa Giving Pledge, cuya finalidad es instar a los multimillonarios del mundo a donar al menos la mitad de sus fortunas a obras de caridad.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon