Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El bajo precio del crudo provoca la quiebra de 90 petroleras norteamericanas desde 2015

Bolsamanía Bolsamanía 06/09/2016 Marco Collado

A pesar de la recuperación que ha vivido el precio del petróleo en los últimos meses, aún no es suficiente para muchas empresas del sector. Desde que los precios del ‘oro negro' llegaron a caer incluso por debajo de los 30 dólares a comienzos de 2016, 90 empresas petroleras en EEUU y Canadá se han declarado en concurso de acreedores. A sus espaldas dejan una deuda impagada superior a los 66.000 millones de dólares, según el estudio realizado por la firma estadounidense Haynes & Boone, y una radiografía del sector realmente preocupante.

En los últimos días, el crudo ha recuperado parte del terreno perdido y se coloca en torno a los 48 dólares. Pero, aunque este precio supone una subida de casi el 80% desde los mínimos anuales, el sector necesita más.

Los beneficios de las petroleras están muy ajustados, y para empresas que no pasan por su mejor momento financiero, esta situación está siendo nefasta. Los balances, que muestran un elevado endeudamiento, están ahogando a muchas de ellas, llevándolas en gran parte de los casos a la quiebra.

LA DEUDA SE DISPARA

2016 está siendo especialmente duro para las petroleras norteamericanas. En lo que va de año, ya van 48 quiebras en Estados Unidos y Canadá, superando a las 42 que se produjeron durante todo 2015. Además, la deuda que dejan atrás se dispara. Si al final de 2015 ascendía a 17.000 millones de dólares, a falta de cuatro meses para que finalice este año la deuda impagada llega a los 49.000 millones de dólares, un aumento del 188%.

© Proporcionado por Bolsamanía

Deuda sin asegurar, asegurada y agregada 2015-2016

En el caso de los grandes productores mundiales, como Exxon Mobil, Royal Dutch Shell, BP, y Chevron, la deuda agregada de todos ellos alcanza los 170.000 millones euros, más del doble que en 2014.

Este periodo en el que el petróleo está por debajo de los 60 dólares por barril se alarga ya más de año y medio, y cada vez son más las empresas que se ven ‘asfixiadas' por flujos de caja negativos. En el caso de la española Repsol, la compañía ha tenido que llevar a cabo un plan de desinversión que le permita afrontar con solvencia esta coyuntura. De hecho, está pendiente de cerrar el acuerdo de venta de un tercio de su participación en Gas Natural.

Además, las dificultades por las que están pasando las empresas petroleras y la sobreproducción podrían suponer la escasez del futuro. La caída que está experimentando la inversión de las compañías, centradas en mantener su negocio a flote, ha supuesto un recorte sin precedentes. En los dos últimos años, la industria petrolera redujo las asignaciones destinadas a nuevas prospecciones e investigación en más de 300.000 millones de dólares, según datos de la Agencia Internacional de la Energía (IEA).

¿ES UN PROBLEMA DE SOBREPRODUCCIÓN O DE EFICIENCIA?

La sobreproducción del sector lleva tiempo preocupando a los mercados. Con China creciendo a su nivel más bajo en los últimos 25 años, y sin una alternativa clara que sustituya su demanda, parece que la solución debe llegar por el lado de la oferta. Los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no consiguen ponerse de acuerdo sobre una reducción de la producción para elevar los precios y los productores con mayores costes ya miran a su próxima reunión en Argelia a finales de este mismo mes con la esperanza de un cambio.

Durante las últimas semanas varios países como Brasil y Venezuela se han mostrado favorables a una posible congelación de la producción, y el rumor durante la última jornada de que Arabia y Rusia podrían haber llegado a un acuerdo impulsó al crudo durante la mañana del lunes. Sin embargo, los analistas siguen siendo siendo cautelosos sobre el acuerdo, después de haber fallado en sus predicciones en numerosas ocasiones durante este año. Arabia Saudí, Irak e Irán cada vez tienen mayor cuota de mercado y habrá que esperar para saber hasta dónde están dispuestos a llegar para acabar con su competencia.

A pesar de que hay países que no sienten la presión de un crudo a este precio, la propia ministra de finanzas de Singapur declaraba a CNBC que se sentían “cómodos” en zonas cercanas a los 50 dólares. A este nivel hay productores de otros países que están encontrando grandes dificultades para operar en beneficios.

Fuente: Rystad Energy

En este tiempo, oriente medio se ha aprovechado sus menores costes para disparar su producción, alcanzando la cifra récord de 31 millones de barriles por día. Esto le ha permitido hacerse con el 35% de la cuota mundial, su nivel más alto desde 1975.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon