Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Banco Central de China inyecta 20.000 millones de dólares para tranquilizar a los inversores

Bolsamanía Bolsamanía 05/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El Banco Central de China ha inyectado 130.000 millones de yuanes (19.900 millones de dólares) en fondos a corto plazo en el sistema financiero del país, según un comunicado remitido por el organismo, en un esfuerzo por atajar el nerviosismo de los inversores después de las fuertes caídas que registró este lunes la bolsa china, de casi el 7%.Este martes, los descensos continúan en el Shanghai, con recortes del 2% en estos momentos. Esta acción por parte del Banco Central de China se produjo después de que el lunes optara por no renovar una línea de crédito de la misma cantidad a China Development Bank. Según leemos en MarketWatch, este movimiento hizo creer a los inversores que el organismo pensaba endurecer su política monetaria como parte de los planes para llevar a cabo las reformas prometidas para poner a la economía en una senda más sostenible.La inyección del Banco Central de China se produjo después de que este lunes optara por no renovar una línea de crédito de la misma cantidad a China Development BankAsí, al bombear más fondos al mercado, el Banco Popular de China está tratando de enviar el mensaje de que no ha cambiado su sesgo expansivo, según han señalado fuentes cercanas al organismo a MarketWatch.EL FANTASMA DE CHINA2015 terminó con otras incertidumbres sobre la mesa (desde el petróleo a las tensiones políticas locales en España) y con el fantasma de las caídas en las bolsas chinas olvidado en cierta medida. Sin embargo, este fuerte recorte del lunes hace pensar que los problemas siguen muy presentes y que en 2016 podríamos vivir momentos tan complicados como los que tuvimos que enfrentar, especialmente, durante el pasado verano.Aun así, los analistas llaman a la calma para evitar que China se convierte en portada de todos los medios ya que, como bien comentó el algún momento del pasado año un experto a Bolsamanía, "una crisis en China no es como una crisis en Grecia". Es decir, que si China empieza a caer y su economía refleja un deterioro real, el resto de las bolsas y las economías mundiales pueden empezar a temblar de verdad.En este sentido, Matthew Sutherland, director de gestión de Producto-Asia de Fidelity, pide tranquilidad y advierte que 2016 va a ser un año volátil en general:Probablemente los mercados de renta variable sean volátiles este año, es mejor acostumbrarse, advierten desde Fidelity“Probablemente los mercados de renta variable sean volátiles este año, es mejor acostumbrarse. Es importante que los inversores no entren en pánico en los días débiles y mantengan un enfoque tranquilo y disciplinado en sus inversiones, algo particularmente importante en el caso de China. Sí, el crecimiento chino se está ralentizando, pero la calidad de dicho crecimiento (en otras palabras: más consumo y menos inversiones basadas en la deuda) es mucho más importante, y las dificultades están más que descontadas en las valoraciones baratas. Para los inversores en renta variable, la buena noticia es que los mercados chinos son muy amplios, lo cual nos permite encontrar muchas buenas ideas de inversión con independencia del entorno macroeconómico”. NUEVO MECANISMO PARA CONTENER LAS GRANDES FLUCTUACIONES DEL MERCADOCabe destacar que, precisamente este lunes, día de las fuertes caídas en China, entraron en vigor nuevos mecanismos para contener las grandes fluctuaciones de las bolsas, que congelan la cotización de un valor determinado durante 30 minutos si llega a ganar o perder un 5% dentro del día operativo. Y si después de esto la variación alcanzara el 7%, se suspenderán las transacciones el resto de la jornada, en lugar del 10% anterior."Este mecanismo se ha aplicado hoy mismo", señalaba este lunes Ramón Morell, de ETX Capital, "lo que ha detenido la cotización de las bolsas chinas todo el día después de alcanzar ese límite del 7%, en este caso de caída".Por último, recuerden que este lunes el PMI manufacturero Caixin de diciembre en China decepcionó, bajando hasta 48,2 desde el 48,6 anterior y frente a la previsión de 49,0.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon