Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Banco de España pide a los bancos que "consideren operaciones corporativas"

Bolsamanía Bolsamanía 03/11/2016 César Vidal

El Banco de España (BdE) espera que los bancos españoles “consideren posibles operaciones corporativas”, debido a la perspectiva de que los bajos tipos de interés y el reducido nivel de actividad “se prolongue en el tiempo”, lo que afecta a la rentabilidad de las entidades.

En su Informe de Estabilidad Financiera publicado este jueves y centrado en la 'Situación y Riesgos del Sistema Bancario', el BdE afirma que la rentabilidad sigue "lastrada" por la presión sobre los márgenes de los bajos tipos de interés, lo que unido a un "continuado descenso del crédito y un nivel de activos improductivos todavía elevado, provoca unos niveles de rentabilidad reducidos", con un ROE (Return on equity) para el conjunto del sector del 6,1%, una bajada de 2,5 puntos respecto al primer semestre de 2015, aunque el nivel del 6,1% todavía se encuentra "ligeramente por encima de la media europea".

Sobre la concesión de crédito, el BdE constata que durante el primer semestre de 2016, los bancos españoles aumentaron un 0,4% sus activos, pero este aumento fue debido, "fundamentalmente, por la actividad internacional". En este sentido, los activos financieros internacionales aumentaron un 15,5%, mientras el volumen en España bajó un 2,2%.

Su previsión es que el escenario de tipos bajos y reducido nivel de actividad "se prolongue en el tiempo", por lo que la estimación es que los bancos sigan aumentando "la eficiencia mediante la reducción de sus costes", busquen "fuentes alternativas de recursos" y, "en determinados casos, consideren posibles operaciones corporativas".

© Proporcionado por Bolsamanía

Respecto a calidad de los activos de la banca, el BdE destaca que los activos dudosos se han reducido un 38% desde diciembre de 2013, aunque todavía se encuentran "en niveles elevados". No obstante, subraya que pese a la importancia del stock de "activos adjudicados", el flujo de ventas superó, por primera vez, en 2015 , al flujo de entradas .

Y en relación a la solvencia del sector, el regulador afirma que la ratio de capital ordinario de nivel 1 (CET 1) se mantiene en niveles "por encima del 12%", nivel que supera "con cierta holgura el mínimo regulatorio". Además, tras un análisis propio, el banco comunica "la capacidad de resistencia de las entidades españolas, aún bajo un escenario más adverso que el utilizado por la ABE (Autoridad Bancaria Europea) en su ejercicio de estrés de 2016".

PRINCIPALES RIESGOS

Como principales factores de riesgo para los bancos españoles, menciona la "baja rentabilidad del negocio bancario doméstico" en un entorno de tipos de interés muy reducidos, además de un volumen de actividad bancaria en España "aún en descenso" y un nivel de activos no productivos "todavía elevado, aunque en fase de descenso continuo". En conjunto, los activos improductivos (dudosos y adjudicados) se han reducido un 12% y se sitúan alrededor de los 199.000 millones de euros en junio de 2016.

Además, el BdE señala un "deterioro de las perspectivas de crecimiento de la economía nacional e internacional", que afecta "a aquellas en las que las entidades españolas tienen exposiciones significativas". Y por último, remarca la "corrección a la baja en los precios de los activos financieros, tanto de valores de renta fija como de renta variable, como resultado de un aumento de las primas de riesgo".

Durante el primer semestre, el crédito al sector privado en España bajó un 4,7%, el crédito a empresas no financieras se redujo un 3,6% y el crédito a hogares fue un 2,7% menor que en el primer semestre de 2015, aunque se produjo un incremento del crédito al consumo del 2,1% "por primera vez desde el inicio de la crisis.

Una de las claves para la banca española es que "el margen de intereses por unidad de activo se encuentra próximo a mínimos históricos". El BdE explica que "la caída en los tipos de interés reduce tanto la rentabilidad del activo como el coste del pasivo", aunque "el margen de caída del pasivo se estrecha a medida que los tipos de interés de los depósitos minoristas se acercan a cero".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon