Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Banco de España rebaja el PIB de 2016 hasta el 2,7%: alerta de riesgos por la incertidumbre política

Bolsamanía Bolsamanía 01/04/2016 Bolsamanía

El Banco de España (BdE) ha recortado una décima la previsión de crecimiento del PIB para este año, hasta el 2,7%, por debajo del 3% que pronostica el Gobierno, por la revisión a la baja del crecimiento mundial, por la apreciación del euro y por el descenso de las cotizaciones bursátiles.

Para 2017, el BdE estima un incremento del 2,3%, de acuerdo con sus nuevas proyecciones macroeconómicas de la economía española que ha dado a conocer este viernes, y de las que se hace eco Europa Press.

Según la autoridad monetaria española, nuestro país prolongará su actual periodo expansivo en 2016 y 2017, aunque a menor ritmo que el observado durante 2015, cuando el PIB creció un 3,2%. Será así por la "pérdida de fuerza" de algunos factores que han impulsado recientemente el avance de la economía, como las sucesivas bajadas del precio del petróleo, la depreciación del tipo de cambio del euro, la moderación de los costes de financiación o el tono más expansivo de la política fiscal durante 2015.

¿QUÉ PASARÁ SI SE PROLONGA LA INCERTIDUMBRE POLÍTICA?

En este contexto, el Banco de España afirma que si la actual situación de "incertidumbre política" se prolonga en el tiempo, las dudas acerca del curso futuro de las políticas económicas podrían incidir "negativamente" en las decisiones de gasto de los agentes privados. Eso hace que el balance de riesgos haya empeorado "apreciablemente" en los últimos meses.

Y acto seguido da la que, a su juicio, podría ser la solución a esta situación. Según dice la institución, para reducir la incidencia de estos riesgos hay que priorizar tanto la culminación del proceso de consolidación fiscal, algo que considera "esencial" para mantener la confianza, como continuar aplicando reformas estructurales que reduzcan las vulnerabilidades de la economía española y permitan mejorar su capacidad de crecimiento futuro.

Pero no se queda ahí, ya que el organismo que preside Luis María Linde también alerta de los riesgos en el ámbito externo. En este sentido, menciona las recientes tensiones en los mercados financieros internacionales y las debilidades a que se expone el crecimiento mundial, pero también en la fragilidad de algunos mercados emergentes. Además, dice que las tensiones geopolíticas en diferentes áreas también representa una fuente adicional de riesgo para la economía mundial.

© Proporcionado por Bolsamanía

CRECIMIENTO DEL 0,7% EN EL PRIMER TRIMESTRE

Según ha estimado el Banco de España, en el primer trimestre la economía española ha crecido alrededor de un 0,7%, una décima menos que el 0,8% del trimestre anterior y en línea con la estimación del Ejecutivo. Asimismo, destaca que a lo largo de 2016 y 2017 la expansión del PIB seguirá apoyándose en la demanda nacional: el consumo de los hogares mantendrá un ritmo de avance elevado, apoyado en la buena evolución que se espera en materia de empleo, y en algunos elementos de carácter transitorio como las recientes caídas del precio del petróleo.

Asimismo, el organismo espera que la inversión empresarial se modere debido al debilitamiento de los mercados exteriores y al fortalecimiento del euro. En este sentido, dice que las exportaciones registrarán una "cierta pérdida de empuje" en el corto plazo, en línea con la evolución de los mercados exteriores, que se revertirá a finales de este año y a lo largo de 2017.

ELEVADA CREACIÓN DE EMPLEO

Por otro lado, sobre el empleo, dice que seguirán las tasas elevadas de crecimiento en comparación con el crecimiento del PIB, en un entorno en el que los costes laborales aumentarán de forma muy moderada. Según estima el Banco de España, la creación de empleo y el modesto crecimiento de la población activa permitirán que la tasa de paro se sitúe ligeramente por encima del 18% a finales de 2017.

Por último, prevé una tasa media de inflación del 0,1% este año (0,8 puntos básicos menos que en la previsión anterior), y dice que estará condicionada por la trayectoria del precio del petróleo. Así, si no hay nuevas perturbaciones, los precios comenzarán a repuntar en la segunda mitad de 2016 hasta registrar una tasa media del 1,6% en 2017.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon