Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Banco de Inglaterra mantiene sin cambios los tipos y el programa de compra de activos

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 15/12/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

El Banco de Inglaterra (BoE) ha decidido mantener los tipos de interés sin cambios, en el 0,25%, un día después de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos elevara el precio del dinero en un cuarto de punto y anunciara la intención de realizar otras tres subidas de tipos en 2017.

El banco central británico tampoco ha hecho ninguna modificación en el programa de flexibilización cuantitativa (QE), que se mantiene en 435.000 millones de libras. Tras el referéndum británico y el triunfo de la opción del Brexit, el gobernador del BoE, Mark Carney, decidió la expansión de la QE en 60.000 millones de libras en la reunión del mes de agosto.

El mercado no esperaba ningún cambio por parte del Banco de Inglaterra y los pronósticos se han cumplido. Los analistas de Merrill Lynch no preveían movimiento alguno y, además, han recortado su pronóstico, que preveía un recorte de tipos y una extensión de la QE en febrero. "El crecimiento resiste, lo que hace que los estímulos sean más difíciles de justificar y la QE parece políticamente inaceptable ahora", precisan.

LA POLÍTICA FISCAL DE EEUU BENEFICIA A TODOS

El su comunicado, el Banco de Inglaterra ha dicho que las expectativas de una política fiscal más flexible en los Estados Unidos, de materializarse, "ayudará a sostener el impulso en la economía global, que se evidencia en una serie de datos desde el verano". Sin embargo, el organismo precisa que, al mismo tiempo, las perspectivas mundiales se han vuelto más frágiles y remarca los riesgos en China, la zona euro y algunos mercados emergentes, y el aumento de la incertidumbre política.

"A nivel interno, los datos publicados desde la reunión del anterior Comité continúan indicando que la actividad esta creciendo a un ritmo moderado, apoyada por un sólido crecimiento del consumo. Sin embargo, los componentes de las encuestas de negocios (...) sugieren que se prevé alguna desaceleración de la actividad durante 2017. El momento y la magnitud de esta desaceleración dependerán fundamentalmente de la evolución de los salarios y de la capacidad de resistencia de los hogares a la presión sobre los ingresos reales de una mayor inflación", ha señalado el BoE.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon