Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Banco de Inglaterra mantiene tipos y Europa sigue igual: el Ibex sube un 0,93%

Bolsamanía Bolsamanía 14/07/2016 Virginia Mora

Este jueves toda la atención inversora se centraba en Reino Unido, y no por el Brexit. El Banco de Inglaterra (BoE) ha dado a conocer su decisión sobre los tipos de interés, que finalmente ha mantenido sin cambios en el 0,5%, y las bolsas europeas, aunque en principio han recortado sus ganancias, tras la apertura de Wall Street han recuperado fuerza y han acabado con una subida media del 1,10%.

El Ibex 35 ha sido uno de los mejores en el Viejo Continente, ya que ha cerrado con una subida del 0,93% hasta los 8.552 puntos. El FTSE 100, el índice de referencia de la bolsa de Londres, ha sido el único que ha cerrado en negativo en Europa, acabando el día con una pérdida del 0,24%.

Parecía que la decisión del Banco de Inglaterra estaba clara, y todos los expertos apostaban por una bajada de los tipos de interés, que se mantienen en los mismos niveles desde 2009. En concreto, se vaticinaba un recorte hasta el 0,25%, e incluso había quien apuntaba a que podría ser mayor, pero finalmente no se ha producido. Y todo ello pese a que era una de las medidas de las que más se hablaba al mencionar los posibles costes de la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), conocido como Brexit, para la economía, ya que sería una medida para protegerla.

Pese a ello, la subida que todos esperaban no ha llegado. Y eso que el gobernador del BoE, Mark Carney, había dicho hace unos días que podría haber una “relajación” en la política monetaria del banco debido precisamente al Brexit y ante el deterioro de las perspectivas económicas. Aunque el recorte podría llegar en la reunión que celebrará el organismo en agosto. “Seguimos esperando que se recorten las tasas hasta el 0,00% en agosto, pero dado el anuncio de este jueves, creemos que el Banco de Inglaterra hará una bajada menos agresiva, por ejemplo recortando únicamente 25 puntos básicos”, han dicho los expertos de Danske Bank. “Si no baja los tipos al 0,00% en agosto, creemos que lo hará con el tiempo, ya que es muy posible que Reino Unido entre en recesión”, han afirmado también.

Sea como sea, esto será algo a lo que tenga que enfrentarse la nueva primera ministra, Theresa May, que accedió al cargo este miércoles. La sucesora de David Cameron tiene ante sí tres grandes retos: evitar un empeoramiento de la economía británica al tiempo que inicia los trámites para la salida del país de la UE. Y al mismo tiempo debe convencer a los inversores de que se queden en Reino Unido. Una tarea nada fácil.

Por su parte, la libra esterlina, que cotizaba con alzas en torno al medio punto frente al euro y al dólar, ha pasado a dispararse respecto a sus principales pares con la sorpresiva decisión del Banco de Inglaterra. Así, al cierre del mercado en Europa, la moneda avanzaba hasta los 1,3344 dólares y los 1,2010 euros.

EL APOYO DE WALL STREET

Por otro lado, no hay que olvidar que el rebote de las bolsas en Europa se ha apoyado en Wall Street. La bolsa estadounidense ha abierto al alza, con el Dow Jones y el S&P 500 marcando nuevos máximos históricos, y eso ha permitido a los mercados del viejo continente recuperar fuerzas. En el momento del cierre en el Viejo Continente, El Dow Jones subía un 0,78% hasta los 18.514, mientras que el S&P 500 rebotaba un 0,56% hasta los 2,164 puntos. Por su parte, el Nasdaq avanzaba un 0,56% y se situaba en los 5.033 puntos.

La subida en Wall Street se ha producido al calor de los buenos datos de paro semanal que se han conocido en EEUU. En concreto, han superado las previsiones del consenso, ya que las peticiones iniciales de desempleo se han mantenido en 254.000 cuando el mercado esperaba un dato de 265.000, según los datos publicados por el Departamento de Trabajo.

© Proporcionado por Bolsamanía

LOS RESULTADOS DE JP MORGAN Y LOS PROBLEMAS DE GOOGLE

En el plano empresarial, este jueves destacan los nombres propios. JP Morgan ha batido todas las expectativas con sus resultados del segundo trimestre del año, lo que ha hecho que el banco suba con fuerza en Wall Street, donde sus acciones rebotan más de un 2%. Ha presentado una ganancia ajustada por acción de 1,46 dólares y unos ingresos de 25.200 millones de dólares, mientras que los analistas esperaban unas cifras mucho más bajas, en concreto unas ganancias por acción de 1,43 dólares e ingresos de 24.500 millones. En el mismo trimestre del año anterior logró ganancias de 1,54 dólares por acción e ingresos de 24.300 millones.

Pese a ello, el beneficio del mayor banco estadounidense por volumen de activos ha caído. En concreto, en ese periodo ganó 6.200 millones de dólares, lo que representa un retroceso del 1,4% respecto al beneficio neto obtenido en el mismo periodo del año anterior, de 6.290 millones. Además, según ha informado la entidad en un comunicado, en este periodo asumió un impacto negativo de 1.402 millones de dólares a causa de las provisiones por riesgo de crédito, una cifra un 50% superior a la registrada en el segundo trimestre de 2015.

Y tampoco hay que olvidarse de Google. La tecnológica se encuentra en el punto de mira de Bruselas, que prepara cargos contra ella por abuso de poder y prácticas anticompetencia. En concreto, la Comisión Europea ha abierto otro frente respecto a Alphabet, la matriz de Google, que se uniría al ya iniciado en abril también por acusaciones de violar leyes antimonopolio, y a las investigaciones y reclamaciones de varios países por temas fiscales. Así se completa la apertura de un tercer expediente por abuso de posición dominante. Pese a la noticia, la multinacional cotiza en bolsa con subidas del 0,40%.

ANÁLISIS TÉCNICO

César Nuez, analista técnico de Bolsamanía, ha destacado que el Ibex 35 podría cubrir el hueco bajista si consigue superar os 8.600 puntos. “El selectivo español continúa con las subidas del corto plazo, lo que le ha permitido perforar los máximos de este miércoles. Esto es una señal que nos muestra la fortaleza actual del rebote que bien podría buscar rellenar el hueco bajista del 'viernes negro' que se dejara en los 8.885 puntos”.

No obstante, señala el experto, para ello “deberíamos esperar a la superación del primer nivel de resistencia que presenta en los 8.600 puntos, niveles con los que no ha podido por el momento. De todas formas, deberíamos andar con pies de plomo ya que cada día que pasa aumentan las posibilidades para que veamos la aparición de una señal de debilidad que dé por finalizado el rebote de las últimas sesiones”.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon