Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Banco de Inglaterra se prepara "por motivos de contingencia" para un 'Brexit duro'

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 07/04/2017 Bolsamanía

El gobernador del Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés), Mark Carney, lo tiene claro. Ha pedido a las empresas financieras transnacionales, que ofrecen sus servicios a Europa y que tienen sede en Londres, que se preparen para un ‘Brexit duro'. Es exactamente lo que está haciendo el banco central británico: ultimando sus planes por “motivos de contingencia” para un divorcio abrupto con la Unión Europea (UE).

En declaraciones a Reuters, Carney también ha explicado que ha solicitado a todas las compañías financieras que operen en el extranjero que entreguen sus líneas de actuación de cara a lidiar con una salida sin un acuerdo con el bloque europeo. Y les ha dado de límite hasta el 14 de julio para que trasladen a la autoridad monetaria del Reino Unido las acciones que emprenderán cuando expiren los derechos de “pasaporte”, bajo los que ofrecen sus servicios al resto de países de la UE.

El temor del gobernador del BoE es que no está nada claro qué tipo de acuerdo sustituirá a la reglamentación que actualmente permite a las entidades bancarias, que se ubican en su mayoría en la City, el mayor centro financiero de la región, operar en el continente. Muchos bancos de EEUU y de otros países se sirven del marco legal vigente para operar en Europa y este expirará en el plazo de dos años, cuando acaben las negociaciones entre el Gobierno de Theresa May y Bruselas.

© Proporcionado por Bolsamanía

Por este motivo ha urgido a la UE y al Reino Unido a que lleguen, cuanto antes, a un acuerdo sobre las normas que regularán la relación bancaria entre ambas partes, para evitar un impacto en los servicios financieros del resto de veintisiete países europeos.

UN ACUERDO SOBRE LOS SERVICIOS FINANCIEROS, ¿CRUCIAL?

Desde el sector de la banca, han expresado su desconfianza en que el Ejecutivo de May dé realmente prioridad a su sector en los largos 24 meses de negociaciones que quedan por delante, ya que se ha centrado en la inmigración y en el control de las fronteras. De hecho, muchas entidades están empezando a dibujar planes para trasladar personal y recursos fuera de Londres, siendo Francia y Alemania los destinos principales.

La primera ministra aspira a alcanzar un pacto comercial entre Reino Unido y la UE del que surja un nuevo marco para las compañías financieras, y Carney también ha expresado sus deseo de que se materialice este nuevo acuerdo que alumbre un sistema de reconocimiento mutuo en las normativas financieras entre Reino Unido la UE.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon