Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El BCE avisa: aumentan los riesgos para la estabilidad financiera debido a la situación política global

Bolsamanía Bolsamanía 24/11/2016 Nieves Amigo

El Banco Central Europeo (BCE) ha advertido del riesgo de una brusca corrección del mercado mundial como consecuencia de la intensificación de la incertidumbre política, lo que representa una amenaza para los bancos, la estabilidad y el crecimiento económico.

"Es probable que veamos más volatilidad en el futuro cercano y la posibilidad de un giro abrupto sigue siendo significativa", ha dicho el organismo en el Financial Stability Review, su informe semestral de estabilidad financiera publicado este jueves. "Las elevadas tensiones geopolíticas y el aumento de la incertidumbre política, con el calendario lleno de citas electorales en las principales economías avanzadas, tienen el potencial para encender de nuevo la aversión al riesgo global y desencadenar un 'shock' en la confianza", añade.

LA ESTABILIDAD FINANCIERA, EN RIESGO

© Proporcionado por Bolsamanía

"Los riesgos para la estabilidad financiera se han intensificado", señala el informe del BCE, a pesar de que el sistema financiero de la zona euro ha mostrado, hasta ahora, capacidad de recuperación frente a repetidos episodios de turbulencias en los último seis meses.

"En comparación con la evaluación anterior, ésta ve la posibilidad de nuevos cambios en los precios de los activos, provocados por los acontecimientos políticos en las economías avanzadas, en medio de las vulnerabilidades existentes en los mercados emergentes", señala el Banco Central Europeo.

El informe de estabilidad financiera del organismo presidido por Mario Draghi se refiere directamente a la situación política en Estados Unidos y reconoce que "las implicaciones para la estabilidad financiera de la zona euro derivadas de los cambios en las políticas económicas de Estados Unidos son muy inciertas en este momento". Al mismo tiempo, indica que la economía de la zona euro podría verse afectada directamente a través de "canales comerciales y por los posibles efectos derivados de las altas expectativas de inflación y tipos de interés en Estados Unidos".

El BCE advierte de que las vulnerabilidades siguen siendo "significativas" para los bancos de la zona euro. "Las perspectivas generales de rentabilidad continúan siendo bajas en toda la zona euro en un ambiente de tenue crecimiento económico. Los retos de cambios estructurales del sector se derivan de las grandes reservas de préstamos vencidos (NPLs), altos costes operativos y exceso de capacidad, con diferente impacto según los países", explica el Financial Stability Review.

LOS RIESGOS SE EXTIENDEN A LA ECONOMÍA REAL

Los riesgos se extienden también a la economía real. En particular, advierte el BCE, las preocupaciones sobre la sostenibilidad de la deuda podrían volver a surgir a pesar de las condiciones relativamente benignas en los mercados financieros. Las complicadas agendas políticas "podrían retrasar las muy necesarias reformas fiscales y estructurales y podrían, en el peor de los casos, reavivar las presiones sobre los países más vulnerables".

Los riesgos para la estabilidad financiera de la zona euro también se derivan del sector financiero no bancario, explica el BCE, y añade: "Los fondos de inversión, en particular, han crecido rápidamente en los últimos años. El papel más importante que juegan los fondos en las inversiones debe ser compensado con un incremento proporcional en la monitorización. Muchos de estos fondos están expuestos a los desajustes de liquidez. Esta característica aumenta el potencial de 'shocks' en el sector de fondos debido a su alta interconexión con entidades de crédito".

CUATRO RIESGOS PARA LOS PRÓXIMOS DOS AÑOS

Con todo, y ante el escenario expuesto, el informe semestral del BCE identifica cuatro riesgos sistémicos para la estabilidad financiera durante los próximos dos años:

- El repunte de los riesgos globales y el contagio financiero, provocado por una incertidumbre política mayor en las economías avanzadas y la continuada fragilidad en los mercados emergentes.

- El negativo 'feedback' entre la débil rentabilidad bancaria y el bajo crecimiento nominal, en medio de desafíos para atender los altos niveles de préstamos morosos en algunos países.

- La reaparición de los riesgos en torno a la sostenibilidad de la deuda soberana y del sector privado no financiero en un entorno de crecimiento nominal bajo si la incertidumbre política conduce al estancamiento de las reformas a nivel nacional y europeo.

- Probable estrés en el sector de fondos de inversión al amplificarse los riesgos de liquidez y los efectos secundarios en el sistema financiero en general.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon