Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El BCE mantiene los tipos en el 0,0%

Bolsamanía Bolsamanía 21/07/2016 Óscar Giménez

No ha habido sorpresas. El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido en su reunión de política monetaria dejar los tipos aplicables a las operaciones principales de financiación (los que se utilizan como principal referencia) sin cambios, en el 0,0%. El presidente de la autoridad monetaria, Mario Draghi, ha asegurado en su primera comparecencia tras el referéndum del 23 de junio en Reino Unido que se necesita tiempo para evaluar el impacto del Brexit.

Al mismo tiempo que ha reconocido que los responsables de la política monetaria están abiertos, aunque no comprometidos, a ofrecer estímulos adicionales cuando se reúnan en septiembre, ya que habrán tenido tiempo para valorar el impacto de la decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea en las perspectivas de crecimiento.

Así, las referencias de la institución europea siguen igual desde marzo. En ese momento el BCE redujo los tipos de referencia desde el 0,05% hasta el 0,0%. Los tipos de facilidad de depósito, que son los que afectan al dinero que deposita en el banco central la banca, continúan en el -0,4%. Por su parte, los tipos de la facilidad marginal de crédito se mantienen en el 0,25%.

Por su parte, el programa de compra de activos también permanece constante, con un máximo de 80.000 millones de euros al mes que incluye la adquisición tanto de bonos públicos como los emitidos por empresas que no sean entidades financieras y tengan una calificación crediticia de al menos grado de inversión.

En cuanto a las medidas de política monetaria no convencionales, el BCE explica en un comunicado (ver tras el texto) que el consejo de gobierno confirma que las compras mensuales de activos por valor de 80.000 millones de euros continuarán hasta marzo de 2017, como estaba previsto, "o hasta una fecha posterior si fuera necesario". "Y, en todo caso, hasta que observe un ajuste sostenido de la senda de inflación que sea compatible con su objetivo de inflación", agrega.

El Ibex sube ligeramente y cierra cerca de los 8.600 puntos después de que el BCE se mostrara abierto a ofrecer nuevos estímulos en septiembre

DRAGHI DICE QUE EL BCE NECESITA "UNOS MESES" PARA EVALUAR EL BREXIT

Los mercados estaban muy pendientes del discurso de Draghi y sus respuestas acerca de Reino Unido. "Los mercados de la zona euro están en un entorno mucho más volátil tras el referéndum. El BCE ayudará a contener este entorno", dice Draghi. El presidente del BCE asegura que quieren esperar antes de realizar una evaluación de las condiciones macro y los riesgos después del Brexit, pero advierte que el consejo de gobierno utilizará todos los instrumentos a su alcance para conseguir los objetivos.

El banquero italiano señala que en Frankfurt necesitan "unos meses" antes de realizar una correcta evaluación del impacto en la economía y decidir si deben alterar sus políticas, tanto de tipos como con el programa de compra de activos, con el objetivo siempre de elevar las perspectivas de inflación hasta el objetivo del 2%.

"SE NECESITAN REFORMAS ESTRUCTURALES"

Un clásico en los últimos tiempos en los discursos de Draghi, que ha vuelto a aprovechar la comparecencia de esta reunión para pedir reformas estructurales a los diferentes gobiernos de la zona euro, "a nivel nacional y europeo", para impulsar la productividad y apoyar las políticas monetarias del BCE para impulsar tanto la recuperación económica como, en última instancia, la inflación.

Estas medidas "no sólo aumentarán la capacidad de crecimiento, sino que también harán más sólido y resistente ante shocks a la zona euro", dice Draghi, que pide esfuerzos a los países para tener políticas fiscales más óptimas para apoyar al crecimiento.

EL PROBLEMA "COMPLEJO" DE LA BANCA ITALIANA

Mario Draghi, presidente del BCE, reconoce que los bancos italianos están ante un problema "complejo", y que habrá que esperar a los próximos test de estrés para conocer la salud de estas entidades, y añade que sería positivo que puedan negociar sus créditos dudosos antiguos. "Italia necesita tiempo", ha dicho también Draghi.

Asimismo, también admite que las entidades financieras en general han sido las más castigadas por la volatilidad de los mercados tras el Brexit. Sin embargo, ha querido lanzar un mensaje de apoyo a la solidez del sistema financiero del viejo continente, o al menos del área monetaria, y ha recordado que ahora es mucho más sólido y resistente que años atrás, en 2009, en plena recesión económica y crisis financiera internacional. El problema actual "es de rentabilidad, no de solvencia".

ASÍ REACCIONA EL MERCADO

© Proporcionado por Bolsamanía

Las bolsas europeas, tras abrir al alza, se han movido durante toda la jornada con dudas y pérdidas moderadas, que han acelerado durante el discurso de Mario Draghi para borrarlas después con el impulso de los bancos. Al cierre, el Ibex 35 ha conseguido terminar en positivo, con una ligera subida del 0,09%; mientras que el DAX alemán ha subido un +0,14%; no obstante el CAC francés y el FTSE británico han terminado en negativo: -0,08% y -0,43% respectivamente.

En el mercado de divisas, el euro/dólar cotiza sin cambios en el nivel de 1,1014. En cuanto a la renta fija, el bono alemán a 10 años disminuye su rentabilidad hasta el 0,021%, y las ventas de títulos españoles elevan su rendimiento en el mercado secundario hasta el 1,127%. La prima de riesgo española desciende más de un 4% hasta los 112,3 puntos. En ninguno de estos casos ha habido cambios destacables con el BCE, salvo por un repunte puntual del euro/dólar que rápidamente se ha disipado.

© Proporcionado por Bolsamanía © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon