Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El BCE revive la emisión de la deuda corporativa

Bolsamanía Bolsamanía 22/05/2016 Bolsamanía

Que los bancos centrales alteren el orden de los mercados no es nada nuevo. Las políticas que quieren realizar monetarias condicionan la distribución de activos en las carteras y la formación de precios en los mercados. Ahora, la nueva ampliación de compras de activos en la que va implícita una deuda corporativa ha vuelto provocar un aumento de volumen de emisiones.

El Bance Central Europeo ha incluido la deuda corporativa dentro de su programa de compra de activos en un momento en el que los tipos de interés han registrado unos mínimos históricos llegando a sobrepasar el baremo negativo en periodos inferiores a cinco años, según Expansión.

Con tipos de mid-swap negativos en los tramos inferiores a cinco años, el punto de partida para la determinación de los cupones de las emisiones muy bajo. Esto supone unos tipos de referencia negativos e incluso rozando el cero. Con esto el coste de financiación es realmente apetecible para las sociedades emisoras.

En cuanto a la demanda, la operación también es altamente positiva. Esto se debe a que hay una gran cantidad de liquidez que han proporcionado los bancos centrales al sistema financiero. Los riesgos pasan a ser casi mínimos y la rentabilidad tiene un porcentaje realmente atractivo. Con ello, los inversores ven favorable en términos relativos los bonos corporativos, aunque estos ofrezcan rentabilidadesbajos a las que han ofrecido en épocas pretéritas.

Esto puede ocasionar que el efecto real producido por las compras del BCE como el efecto provocado por lo que desean los inversores hay acierta distorsión en estos activos, puesto que los bonos comprables dentro del programa se encarecen irrealmente frente a los que no son comprables.

RIESGOS EN LOS MERCADOS

© Proporcionado por Bolsamanía

Hasta finales de marzo se consiguieron colocar "solo" 7.100 millones de euros en el mercado de bonos de alto rendimiento, frente a los 22.900 millones de euros que se colocaron en el mismo periodo del año anterior, según datos de S&P.

"La caída de los precios de las materias primas, el temor ante la ralentización del crecimiento de China y la volatilidad en los mercados financieros espantó a los inversores",aseguraba la agencia.

De cara al futuro, la agencia prevé que las actuales condiciones del mercado "continúen volátiles". "Los emisores necesitarán estar preparados para aprovechar las oportunidades", ha afirmado, además de considerar que el mercado seguirá siendo vulnerable a riesgos políticos como el referéndum de Reino Unido o las elecciones estadounidenses.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon