Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El BCE ve 'condiciones ideales' para que haya fusiones entre bancos de la zona euro

Bolsamanía Bolsamanía 02/03/2016 Europa Press

Los bancos de la zona euro cuentan con "condiciones ideales" para aprovechar la oportunidad de mejorar su eficiencia y racionalizar sus costes mediante procesos transfronterizos de consolidación en el sector, según ha indicado el representante francés en el directorio del Banco Central Europeo (BCE), Benoit Coeuré.

En su intervención durante un foro celebrado en Fráncfort, Coeuré reconoció las dificultades que atraviesa el sector bancario europeo ante la incertidumbre sobre su modelo de negocio en un escenario de tipos excepcionalmente bajos y la irrupción de nuevos competidores como las 'Fintech'.

En este sentido, Coeuré señaló la importancia de mejorar los regímenes de insolvencia, así como de actualizar el modelo de negocio de las entidades para evitar la "zombificación".

En el lado de los ingresos, el banquero francés constató que existe la tendencia a que los bancos compensen sus menores ingresos por intereses mediante el aumento de las comisiones, mientras que reconoció que existen más dificultades por el lado de los costes, donde subrayó que "aún hay oportunidades al alcance de la mano", en referencia a la consolidación del sector.

"SOBRECAPACIDAD EN EL SECTOR"

© Proporcionado por Bolsamanía

"Los indicadores de concentración del mercado sugieren cierta sobrecapacidad en el sector bancario europeo, especialmente en aquellos países con sistemas bancarios más fragmentados", indicó Coeuré, quien defendió que las elevadas ratios de coste sobre ingresos en algunos sectores bancarios implican que "habría ganancias de eficiencia a través de la consolidación sin exacerbar el problema de (entidades) demasiado grandes para caer".

Sobre esta cuestión, Coeuré añadió que el establecimiento del actual marco de supervisión y resolución bancaria "representa las condiciones ideales" para que los bancos aprovechen las nuevas oportunidades de fusiones y adquisiciones transfronterizas.

"Lo que nuestra economía necesita es bancos europeos operando en el mercado europeo lo suficientemente grandes para operar de manera transfronteriza y diversificar los riesgos, aunque suficientemente pequeños para ser disueltos con los recursos del Fondo Único de Resolución", añadió el representante del BCE.

"Para que esto ocurra, necesitamos retirar los restos del marco regulatorio que implican el refuerzo de la tendencia doméstica", destacó Coeuré, subrayando que los recientes episodios de resolución de entidades en Portugal e Italia no se han realizado bajo las nuevas reglas de 'bail in', sino bajo las normas de ayudas públicas de la UE.

LA EMERGENCIA DE LAS 'FINTECH'

Por otro lado, el directivo del BCE señaló la emergencia de las compañías 'FinTech' y su incipiente expansión al sector financiero como el más importante factor de incertidumbre para la banca europea.

"No tengo dudas de que es algo positivo para el desarrollo del sector financiero", destacó Coeuré, señalando que pueden servir para ganar eficiencia, mejorar los productos y bajar los precios para los consumidores, además de impulsar la "inclusión financiera".

No obstante, el banquero reconoció que la competencia de estas 'start-ups' con entidades financieras establecidas abre la puerta de entrada al sector a gigantes tecnológicos como Apple, Amazon o Google, que cuentan con ventajas en tecnologías digitales, y pueden arrebatar negocio a los bancos tradicionales, lo que potencialmente puede debilitar su modelo de negocio.

POLÍTICA MONETARIA

Asimismo, Coeuré defendió que la política monetaria aplicada por el BCE, señalada como una de las posibles causas de los problemas de rentabilidad de los bancos europeos, ha contribuido a bajar los costes de las entidades en un escenario de creciente incertidumbre.

"¿En un entorno de creciente incertidumbre global, cuáles habrían sido los costes para el sector financiero si no hubiera respondido la política monetaria?", cuestionó Coeuré.

El banquero apuntó que el BCE observa con atención y de manera regular la experiencia de otras jurisdicciones a la hora de mitigar los potenciales efectos negativos de los tipos de interés negativos.

Sin embargo, Coeuré subrayó que factores de incertidumbre como la debilidad residual de los bancos con elevadas ratios de activos en riesgo de mora y de aquellos cuyos modelos de negocio son percibidos como insostenibles "tienen poco que ver con un banco central" y reducir la incertidumbre exigirá que actúen otros actores públicos y privados.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon