Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El BCE y el Banco de Inglaterra preparan una línea de acciones en caso de 'Brexit'

Bolsamanía Bolsamanía 14/06/2016 Bolsamanía

En el caso de que Reino Unido vote sí al 'Brexit' y esto impacte en los mercados financieros, el Banco Central Europeo (BCE) está listo para usar todas las herramientas, empezando con su línea de swap de divisas con el Banco de Inglaterra (BoE), dijo el pasado viernes el miembro del BCE y gobernador del Banco de Letonia, Ilmars Rimsevics. Así, el BCE y el BoE se podrían comprometer a respaldar a los mercados en el caso de que el Reino Unido vote a favor de abandonar la Unión Europea (UE).

Los inversores se muestran preocupados sobre el posible impacto en las monedas, bancos y sistemas financieros si Gran Bretaña vota por abandonar el bloque en el referéndum que se celebrará el próximo 23 de junio. "En este momento están a disposición del Banco Central Europeo todas las herramientas necesarias y, si es necesario usarlas, el BCE las usará", dijo Rimsevics, durante su participación en una conferencia de prensa en el consejo de gobierno del BCE, según Reuters.

El anuncio por parte del organismo europeo esperaría a hacerse público hasta el 24 de junio, después del referéndum, si se produjera una victoria del 'Brexit' con el objetivo de apuntalar la confianza de los inversores europeos y calmar los nervios de los mercados, según Europa Press. Este compromiso por parte del BCE incluiría la apertura de líneas swap con el BoE para el intercambio de libras y euros, permitiendo una financiación ilimitada en ambas monedas.

© Proporcionado por Bolsamanía

Por su parte, el presidente del BCE, Mario Draghi, comentó hace unos días que el banco estaba preparado para cualquier resultado del referéndum y que esperaba que Reino Unido continuase en la UE. Así, el BCE ya está comprando 80.000 millones de euros en activos por mes, manteniendo las tasas de interés en un mínimo récord y dándole a los bancos préstamos con bajo interés para respaldar el crecimiento en la zona euro.

EL BCE Y EL BoE TIENEN LÍNEAS DE SWAP

El organismo europeo y el BoE tienen líneas de swap desde hace años. Los swap son contratos mediante los cuales dos partes se comprometen a intercambiar una serie de cantidades de dinero en fechas futuras. En este sentido, este acuerdo permite a los bancos del país y a las cámaras de compensación otorgar préstamos en euros desde el BoE y viceversa. Estas herramientas de emergencia están diseñadas para momentos de tensión, cuando las firmas pueden tener problemas para recibir dinero de prestamistas privados.

En este sentido, Rimsevics explicó que podían ser usadas si la votación en Gran Bretaña sacude a los mercados de divisas. "En particular si (el resultado del referéndum) es negativo y hay algún tipo de necesidad, algún tipo de impacto, entonces, por supuesto, todas esas líneas estarán operativas", afirmó gobernador del Banco de Letonia.

EL BCE TUVO ACUERDOS SIMILARES CON LA FED

El BCE puso a disposición de los bancos acuerdos similares con la Reserva Federal de EEUU para acceder a financiación adicional en dólares durante la crisis financiera y tras los ataques del 11-S, según Europa Press. Los preparativos ilustran el elevado grado de alerta de cara al referéndum, después de que la libra y el euro se hayan depreciado en los últimos días ante el temor de que un resultado a favor del 'Brexit' arrastrara a la UE a una nueva recesión.

El BoE admitió el mes pasado que la elevada incertidumbre por el resultado de la votación podría hacer más difícil a los bancos recurrir a sus fuentes habituales de divisas. Una inyección extraordinaria de liquidez para los bancos en caso de un resultado favorable al 'Brexit' podría aliviar las tensiones y reducir el potencial pánico en los mercados.

LA BANCA EN ALERTA

Hace unos meses el BCE reclamó a los bancos, bajo su supervisión, que midiesen el impacto que tendría en sus negocios un resultado a favor del 'Brexit', tal y como informaron fuentes del sector. En este sentido, las autoridades internacionales temen que una posible salida de Reino Unido de la UE degenere en un gran episodio de inestabilidad financiera, según ABC.

Entre las preocupaciones de los supervisores bancarios está el efecto de un cambio drástico en el tipo de cambio en el comercio de divisas, los préstamos en otras divisas, las transacciones efectuadas en Londres pero denominadas en euros, y las coberturas de tipo de cambio en créditos a empresas.

Además, inquieta la venta de valores desde Reino Unido a otros países, la volatilidad bursátil, la incertidumbre que se generaría hasta que la UE y Reino Unido acordasen un nuevo marco para las relaciones de sus servicios financieros, con su consecuente impacto en el sector, y un cambio regulatorio en la industria británica.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon