Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El beneficio neto de CaixaBank mejora un 47,9% en el primer trimestre gracias a BPI

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 28/04/2017 Bolsamanía

El resultado atribuido del primer trimestre de 2017 de CaixaBank asciende a 403 millones de euros, un 47,9% más que en el mismo periodo de 2016 (273 millones de euros). El consenso de FactSet esperaba un beneficio de 279 millones de euros.

En el trimestre, el Grupo CaixaBank ha alcanzado un volumen de negocio de 564.000 millones y 15,8 millones de clientes. Con la integración de BPI, la entidad incorpora 2 millones de clientes, 34.037 millones recursos de clientes y 23.328 millones de crédito a la clientela bruto.

La evolución del primer trimestre viene marcada por la consolidación por integración global de los resultados de BPI desde febrero, que impacta en los principales epígrafes de la cuenta de resultados.

El banco ha explicado que BPI ha impulsado el crecimiento del margen de intereses hasta el 13,1%, los ingresos por comisiones hasta el 20,3%, y los créditos sobre clientes brutos y los recursos de clientes en un 11,3% y un 11,2%, respectivamente.

La rentabilidad del Grupo CaixaBank mejora en el trimestre 65 puntos básicos y se sitúa en el 6,2% (3,7% en el primer trimestre de 2016), mientras que el ROTE del negocio bancario y asegurador alcanza el 9% y un resultado de 557 millones.

El margen de explotación es de 792 millones de euros (-13,8%) cuya evolución está impactada esencialmente por la menor generación de ingresos derivados de activos financieros –en 2016 incluían la materialización de plusvalías latentes de activos de renta fija– y de la cartera de participadas, cuya evolución refleja, entre otros, la venta del 2% de la participación de BPI en BFA (-97 millones) y otros cambios de perímetro.

Los recursos totales de clientes se sitúan en los 338.053 millones, con un aumento del 11,2% en 2017 tras la incorporación de BPI. Los créditos sobre clientes brutos ascienden a 227.934 millones, un 11,3% más en el primer trimestre tras la incorporación de BPI.

© Proporcionado por Bolsamanía

La ratio de morosidad del Grupo CaixaBank se sitúa en el 6,7%, (6,9% a 31 de diciembre 2016) tras incorporar BPI, y la ratio de cobertura de la cartera dudosa mejora hasta el 49% (47% a cierre de 2016). Los saldos dudosos, excluyendo la incorporación de saldos tras la adquisición de BPI, se reducen en 127 millones de euros en el trimestre (-1.798 millones de euros en los últimos doce meses), reflejo de la mejora de la calidad de la cartera crediticia.

Las pérdidas por deterioro de activos financieros y otras dotaciones a provisiones alcanzan los 619 millones (+51,1%), después de registrar en el trimestre 152 millones asociados a prejubilaciones y 154 millones de saneamiento de la exposición en Sareb.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon