Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El caos de las comisiones en los cajeros: ya sólo es gratis si sacas dinero en tu propio banco

Bolsamanía Bolsamanía 18/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

La realidad de nuestro país respecto a las comisiones que tenemos que pagar por sacar dinero de un cajero, después de la polémica que se generó el pasado año y que acabó con la prohibición de la conocida como 'doble comisión', supone, en la práctica, que, básicamente, sólo nos vamos a 'librar' de esa comisión si sacamos dinero de un cajero de nuestra propia entidad.La descripción de una situación real que se produjo la semana pasada tal vez les recuerde a algo que ya les ha pasado a ustedes o, en su defecto, va a reflejar algo que, a buen seguro, les pasará cuando vayan a sacar dinero.Lo triste de esta situación que se ha generado para el usuario es que ahora, tras la entrada en vigor del decreto del Gobierno el 1 de enero, es casi imposible saber cuánto vas a tener que pagar en un cajero que no sea de tu entidadAsí, en un intento por sacar dinero en un cajero de la plaza de mi localidad, como tantas otras veces (y siendo titular de una tarjeta de Cajastur, es decir, de Liberbank), me encontré con que Bankinter ya no me daba ese dinero "gratis" sino que me anunciaba el cobro de una comisión de unos 0,80 euros (no recuerdo el importe exacto). Acudí entonces a Santander, bastante escéptica teniendo en cuanto que, tanto la entidad cántabra como CaixaBank y BBVA, han defendido desde el primer momento el incremento de la comisión a cobrar alegando el mantenimiento de sus maquinas expendedoras. Así, el banco de Ana Botín (que unos meses antes no me cobraba comisión) me comunicó que pensaba cobrarme unos 1,80 euros si realizaba la operación (exactamente lo mismo que me ocurrió con BBVA). Dado que, al menos, tengo la suerte de que haya muchos cajeros juntos en la plaza de mi localidad, acudí a uno de la red Euro6000 con el total convencimiento de que, en este caso, y dado que Liberbank está también en esta red, no me cobrarían nada.. y me equivoqué: algo así como 0,45 euros tuve que pagar finalmente. Conclusión: o saco dinero de una oficina de Liberbank (Cajastur, Caja de Extremadura, Caja Cantabria o Caja Castilla La Mancha) o voy a tener que pagar sí o sí. Y, aun así, estoy bastante convencida de que voy a tener que pagar siempre teniendo en cuenta que, aquí en Madrid, encontrar un cajero de cualquiera de estos bancos es casi "misión imposible".DIFÍCIL SABER DE ANTEMANO CUÁNTO TENDRÁS QUE PAGARLo triste de esta situación que se ha generado para el usuario es que ahora, tras la entrada en vigor del decreto del Gobierno el 1 de enero, es casi imposible saber cuánto vas a tener que pagar en un cajero que no sea de tu entidad porque las opciones, tal y como publica El País, son "amplísimas": desde los 2 euros que cobra CaixaBank y otras 10 entidades hasta los 0,50 de ING que, tal y como añade el diario, apenas tiene máquinas. De hecho, las asociaciones de defensa de los consumidores, como la OCU, explican que "el panorama para el usuario no podría ser más desolador".Añade el diario que el problema se ha intensificado porque, mientras antes la existencia de tres grandes redes (Servired, 4B y Euro6000) simplificaba el panorama de tarifas, ahora, con la desaparición de las dos primeras como redes comerciales, es difícil saber cómo está éste.En concreto, fuentes de Euro6000 han señalado al diario que "es la única red de las tres que se mantiene igual que antes del decreto, uniforme, bien señalizada y con el mismo número de cajeros. Hemos apostado por nuestra marca propia, que aglutina 9.000 cajeros al coste más bajo, 0,45 euros. Esta dimensión y uniformidad ha ayudado a cerrar los acuerdos con Bankia y Sabadell”, apuntan. Servired no ha querido opinar, mientras que en 4B apuntan que “la implantación la han hecho los propietarios de los cajeros. Los sistemas de pago no hemos intervenido”. Las asociaciones de defensa de los consumidores, como la OCU, explican que "el panorama para el usuario no podría ser más desolador"EL 'NO' DEL GOBIERNO QUE ES UN 'SÍ' EN LA PRÁCTICAEl pasado año el Gobierno aprobó un Real-Decreto ley que terminaba con la guerra de las comisiones en los cajeros. El Ejecutivo no tuvo más remedio que actuar ante las quejas reiteradas por el hecho de que CaixaBank estuviera cobrando por sacar dinero en sus cajeros al tiempo que también cobraba la entidad emisora de la tarjetas. De hecho, hasta entonces, eran estas últimas las que imponían este tipo de comisión a los usuarios por sacar dinero en cajeros automáticos ajenos al propio banco y lo que vino a decir CaixaBank es que ella también tenía derecho a cobrar porque las máquinas eran suyas y le costaba mantenerlas.Al final, el Gobierno básicamente solucionó la situación pidiendo a los bancos que se pusieran de acuerdo entre ellos pero advirtiéndoles de que sólo debía cobrar uno. El resultado: el enmarañado panorama actual que ha acabado, en la práctica, con los usuarios pagando comisiones en todo cajero que no sea el de su propia entidad.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon