Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El cohete Falcon 9 de SpaceX consigue su objetivo pero fracasa en el aterrizaje

Bolsamanía Bolsamanía 15/06/2016 Bolsamanía

El cohete Falcon 9 ha logrado poner en órbita con éxito los dos satélites de comunicaciones, pero el impulsor no pudo aterrizar en un barco cerca de las costas de Florida (EE.UU.). El cohete despegó de la estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida este miércoles portando los satélites EUTELSAT 117 West B y ABS-2A para la órbita de transferencia geoestacionaria.

Debido a que se trata del lanzamiento de gran velocidad con una reentrada en la atmósfera de altísima temperatura, desde SpaceX han mantenido la cautela en todo momento, advirtiendo antes del despegue la dificultad que iba a tener el aterrizaje del Falcon 9 sobre el mar, como apunta RT.

Y así fue, después de superar la velocidad del sonido durante el lanzamiento, soltarse y volver a encenderse para la reentrada en la atmósfera, la primera fase del Falcon 9 ha tenido un aterrizaje accidentado en el océano Atlántico. Según recoge Gizmodo, la segunda fase del cohete continúa su misión con normalidad, pero según informan desde SpaceX, se ha perdido la primera fase en el intento de aterrizaje. No obstante, “son pruebas experimentales” y están “recopilando un montón de datos” para aprender del fallo de este miércoles, asegura la compañía.

© Proporcionado por Bolsamanía

El satélite EUTELSAT y el de ABS han sido puestos en órbita con éxito, pero este aterrizaje, no pudo ser: se rompe la buena racha, pero al menos SpaceX no se encontrará con problemas de espacio en su hangar de cohetes. Según publica Elon Musk, el fallo estuvo en la falta de fuerza de uno de los tres motores de reacción que se encargan de desacelerar el cohete durante la reentrada en la atmósfera.

Según apunta Musk, puede que sea “el impacto más duro hasta la fecha” y como aseguran desde la compañía preparan mejoras en el cohete que podrán compensar la falta de empuje de un motor, y consideran desde la empresa que dirige Musk que podrían estar listas para finales de 2016.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon