Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Comité del Nobel científico en tela de juicio tras un escándalo de malas prácticas

Bolsamanía Bolsamanía 20/02/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

El cirujano italiano del Instituto Karolinska investigado por una presunta falta de ética tras la muerte de seis pacientes ha puesto en jaque a la élite científica encargada de los premios Nobel

Tal y como informa El País, el máximo responsable del Instituto Karolinska ha dimitido tras haber defendido al médico acusado de que sus actuaciones no se apegaban a la ética científica. Urban Lendahl, secretario general de la Asamblea del Nobel, ha renunciado a su puesto por motivos similaes y Lendahl ha dimitido también como secretario general del Comité que otorga cada año el Nobel de Medicina.

El Karolinska, ubicado en Estocolmo (Suecia), acoge a un grupo de 50 profesores vinculados a esta institución que eligen cada año el Nobel de Medicina, ahora puesto en entredicho por la polémica de Paolo Macchiari 'el supercirujano'.

LA TRAYECTORIA DE MACCHIARINI

La fama de este médico italiano se remonta a España en 2008, cuando era jefe de cirugía torácica en el Hospital Clínico de Barcelona. Ese año Macchiarini se convirtió en el primer médico en trasplantar una tráquea obtenida de un cadáver a una paciente que estaba desahuciada por tuberculosis. Su equipo había retirado todas las células de la tráquea del fallecido hasta dejar una estructura de tejido conectivo que después rellenó con células madre de la paciente. La operación fue todo un éxito y cinco años después de la intervención la receptora mantenía una buena calidad de vida.

En 2010 el italiano realizó también una operación similar en un niño de 10 años en Reino Unido que también fue un éxito. Ahora, seis años más tarde, el médico afronta dos investigaciones tras la muerte de seis de los ocho pacientes que han recibido trasplantes similares en otros países.

Según El País,tras su llegada al Instituto Karolinska en diciembre de 2010, Macchiarini comenzó a realizar trasplantes de tráqueas de plástico que después recubría con células madre de los pacientes. El primero en recibir este tratamiento fue Andemariam Teklesenbet Beyene, cuyo caso de éxito fue descrito por el equipo de Macchiarini en la prestigiosa revista médica The Lancet. Este paciente posteriormente falleció, al igual que un estadounidense que recibió un trasplante similar en el mismo centro.

¿MALAS PRÁCTICAS?

En el año 2014, algunos médicos del Karolinska se quejaron sobre las prácticas de Macchiarini, pues había minusvalorado los peligros que suponían sus trasplantes para los pacientes en seis estudios científicos. El prestigioso instituto sueco encargó una investigación independiente que concluyó que había habido malas prácticas en seis estudios en los que el médico describió junto a otros miembros de su equipo los trasplantes en pacientes y otro trabajo sobre operaciones similares en ratas.

El análisis además decía que Macchiarini era culpable de no haber obtenido los permisos necesarios de los pacientes y de minusvalorar la gravedad de su estado de salud, entre otros problemas que constituían “mala conducta” científica. En verano de 2015, a pesar de estas evidencias, el vicedecano del Karolinska, Anders Hamsten, respaldó al médico, lo mantuvo en su puesto y dijo que aunque había actuado “sin el debido cuidado”, no había caído en la mala conducta, explican en El País.

Esta polémica ha hecho que la Real Academia de Suecia, que otorga cada año los Nobel de Física y Química, haya emitido un comunicado en el que denuncia "defectos y métodos de trabajo indefendibles que ya han causado una crisis de confianza en la investigación médica del país". El organismo ha exigido que se abra una investigación dirigida por un panel totalmente ajeno al Karolinska.

Por su parte, Macchiarini no quiere hacer ningún tipo de comentarios hasta que no terminen las investigaciones en curso y se ha negado a revelar su paradero.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon