Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El coste para las teleco de WhatsApp

Bolsamanía Bolsamanía 27/04/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

La guerra entre las telecos y las grandes compañías de Internet viene de atrás pero ¿cómo afecta el éxito de estas aplicaciones a las compañías telefónicas? WhatsApp ha acabado con el consumo de los SMS y a pesar de los intentos por ofrecer servicios alternativos, la app de Facebook reina en el mundo de la mensajería instantánea.

En 2009, el año en que nació WhatsApp, España vio como el coste por enviar un SMS en territorio nacional era mayor que enviarlo al extranjero. La Unión Europea interpuso un máximo en las tarifas de servicios telefónicas fuera de cada país, el conocido como roaming, pero no pudo intervenir en el coste de estos servicios dentro de cada frontera. Aquel año las teleoperadoras facturaron más de 1.600 millones de euros gracias a los mensajes de texto.

Según el último barómetro del CIS el 70,2% de los españoles usa la aplicación WhatsApp para enviar mensajes desde su teléfono móvil. En España, el 42,3% de los usuarios reconoce utilizarlo de forma recurrente a lo largo del día, mientras el resto asegura que lo consulta 'sólo' varias veces al día.

"Las telefónicas han sido tan lentas que han permitido que ocurra lo que suele pasar con los productos digitales, donde lo importante no es tanto la tecnología como la acumulación de usuarios que se acostumbran a ella. Es el network effect", comenta Francesc Carreras Comes, profesor de Marketing de Esade, según se recoge en la información del diario 'El Mundo'. Las teleco han utilizado casi cualquier estrategia posible para intentar evitar lo inevitable, pero la tendencia se ha replicado en todo el mundo. El éxito de WhatsApp en España es equivalente al que Facebook Messenger tiene en Estados Unidos o Kakao Talk en Corea del Sur.

Utilizando el protocolo Rich Communications Suite (RCS) que permite enviar texto, imágenes, vídeos y todo tipo de archivos a través de las redes telefónicas las operadoras han intentado, sin éxito, ofrecer alternativas a este tipo de aplicaciones de mensajería instantánea. "Las soluciones que llegan más tarde, aunque estén basadas en una tecnología mejor, suelen fracasar frente a la fuerza de lo ya existente", explica el profesor Carreras según la información del diario.

El principal escoyo que tienen las telefónicas en este aspecto son los objetivos, las razones por las que uno u otro entran en el mercado. Para las teleco, la mensajería móvil es una parte más de su negocio que las aplicaciones de Internet les han robado del pastel de los SMS. Para compañías como Facebook, propietaria de Messenger o WhatsApp, estas aplicaciones sólo tienen fines publicitarios. La red social podrá ofrecer en poco tiempo la publicidad más segmentada posible, conocerá a los usuarios como nadie y podrá ponerlo en mano de las compañías para lleguen a su público objetivo.

Por otro lado, la guerra de las redes es otra de las eternas disputas entre ambos. Las teleoperadoras acusan a los gigantes de Internet de no dar casi empleo, no inviertir en las redes por las que fluyen todos los datos de sus aplicaciones y tampoco hacen frente a los impuestos en el Viejo Continente de la misma forma que ellos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon