Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El crecimiento de la zona euro se ralentiza en abril: el PIB apenas avanza un 0,3%

Bolsamanía Bolsamanía 22/04/2016 Bolsamanía

El crecimiento económico de la zona euro se ha ralentizado en abril. Así lo desvelan los datos del PMI que se han conocido este viernes, y que apuntan a que el Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro sólo ha aumentado un 0,3% este mes.

"El crecimiento de la economía y de la zona euro sigue siendo lento en abril, y el índice PMI de nuevo ha señalado un crecimiento del PIB de solo 0,3% al comienzo del segundo trimestre, prácticamente en concordancia con el deslucido ritmo de expansión observado durante un periodo que ya alcanza los doce meses", ha dicho Chris Williamson, economista jefe de Markit, compañía que elabora el índice.

En concreto, según recoge Europa Press, la actividad del sector privado de la eurozona ha registrado en abril un ligero retroceso, situándose en su nivel más bajo de los últimos dos meses. La lectura preliminar del PMI ha alcanzado los 53 puntos frente a los 53,1 de marzo. Hay que recordar que una lectura del índice PMI superior a 50 puntos representa una expansión de la actividad económica, mientras que un resultado inferior a dicho umbral representa una contracción.

Además, el dato preliminar de actividad en el sector servicios se ha situado en abril en 53,2 puntos, frente a los 53,1 del mes anterior, mientras que el dato del sector manufacturero bajó una décima, hasta los 51,5 puntos.

© Proporcionado por Bolsamanía

LAS MEDIDAS DEL BCE NO FUNCIONAN

Williamson ha dicho que resulta "desalentador" que las medidas aplicadas por el BCE en marzo no hayan estimulado las expectativas comerciales de la zona euro, lo que sugiere que es "improbable" que el ritmo de crecimiento se acelere en los próximos meses. Asimismo, ha señalado a Francia como "un freno importante" para el desarrollo de la actividad económica de la eurozona, ya que las exportaciones galas se han reducido hasta su menor nivel en los últimos tres años.

"Quienes buscan indicios positivos observarán que el crecimiento del empleo aumentó y que los indicadores de precios han mejorado, pero son simplemente avances en comparación con puntos de referencia bajos. Es posible que se requieran medidas políticas aún más agresivas para impulsar una recuperación más robusta", ha concluido.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon