Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El dólar se esfuerza por volver a despegar, mientras se renueva la presión bajista sobre el euro

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 09/01/2017 Noemí Jansana

El mercado de las divisas está listo para otro envite del dólar después de los datos del informe de empleo del mes de diciembre de EEUU. A pesar de los resultados mixtos en cuanto a crecimiento del empleo, el repunte de los sueldos, que se sitúan en su nivel más alto desde 2009, dieron muestras de que las presiones inflacionarias siguen presentando las condiciones adecuadas para que la Reserva Federal de EEUU (Fed) siga con los incrementos de tipos de interés planeados.

Según analistas de Danske Bank, el resultado de los datos del mercado laboral estadounidense deben interpretarse como “ligeramente alcistas”, ya que sólo el incremento de los puestos de trabajo fue peor de lo esperado. Las nóminas no agrícolas se incrementaron sólo en 156.000 nuevos puestos de trabajo en diciembre y el desempleo aumentó hasta el 4,7%, pero “el resto de indicadores del informe indican fortaleza”, señalan los expertos.

“En nuestra opinión, la reacción natural debería ser que el dólar vuelva a la carga contra sus rivales y que la debilidad reciente exhibida por la divisa de EEUU acabe aquí”, aseguran los analistas de la entidad danesa. De hecho, en la pasada madrugada, el ‘billete verde' ha avanzado contra el yen, hasta los 117,43 yenes, pero por ahora parece carecer de ímpetu contra otros rivales.

En la semana que arranca, la acción en las principales monedas vendrá marcada por el retorno pleno de la liquidez y por las diversas intervenciones de los miembros del Comité Monetario de la Fed, (FOMC por sus siglas en inglés). La libra ha ampliado el declive iniciado el viernes pasado y ha caído por debajo de los 1,22 dólares, después de arrancar la semana con un hueco bajista, presionada por las declaraciones de la primera ministro británica, Theresa May, de que Reino Unido abandonará la Unión Europea.

Fuera del G-10, el yuan ha vuelto a reanudar sus caídas contra el dólar, después del rally de un 2% de inicios de año y se espera mayor debilidad de la moneda China en el corto plazo.

ANÁLISIS DEL EURO/DÓLAR

El euro permanece estable, levemente por encima de los 1,0500 dólares, después de haber operado en un rango entre los 1,0339 y los 1,0621 dólares en la primera semana del año. Sin embargo, según Mohamed Isah, analista de FXTechstrategy, el euro/dólar “se halla amenazado por una corrección, mientras el euro se ve presionado a la baja en el medio plazo”. “El soporte está precisamente en los 1,05 dólares y su rotura llevaría al cruce hasta los 1,0450 y 1,0400 dólares”.

Para Karen Jones, analista técnico de Commerzbank, los bajistas tomarán control del cruce, que cederá terreno hasta los 1,0475 dólares, para volver a intentar una caída hasta los recientes mínimos en los 1,0372/40 dólares.

Sin embargo, para José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía, dentro de que la tendencia de medio y largo plazo sigue siendo a día de hoy bajista, pues tenemos máximos y mínimos decrecientes por todos los lados, lo cierto es que en el corto plazo podemos asistir a una continuidad de los rebotes, indica José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía.

"Y es que en gráfico diario tenemos 'divergencias alcistas' que, en condiciones normales, suelen ser la antesala de un rebote de cierta entidad. Ahora bien, para ello necesitaremos que el euro/dólar salte y confirme por encima de la resistencia de los 1,06540. Por encima el rebote podría acercarle hacia la zona de resistencia de los máximos de diciembre en los 1,08740", explica el analista.

© Proporcionado por Bolsamanía © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon