Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El dólar sucumbe al efecto de la pérdida de confianza de los inversores en Trump

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 22/03/2017 Noemí Jansana

Los mercados ya no confían en Trump. El rally que se originó después de las elecciones de EEUU, y que se fundamentaba en la expectativa de que el presidente republicano impulsaría una gran reforma fiscal y económica en el país, ha ido perdiendo fuerza hasta dejarse notar en Wall Street que ha cerrado su peor sesión del año este martes. Los analistas hablan de que el optimismo de los inversores se evapora y el dólar lleva varias sesiones notando sus efectos.

El 'billete verde' se ha llegado a depreciar hasta los 1,0820 unidades contra el euro, su cambio más bajo en ocho semanas y el segundo peor precio del año, casi en los mínimos anuales de los 1,0830 dólares. El índice del dólar sigue también en niveles no vistos desde finales de enero, sometido por debajo de los 100 puntos y la sesión asiática ha visto como el ‘billete verde' caía hasta niveles de hace cuatro meses contra el yen.

“La preocupación crece entre los operadores de que las políticas de Donald Trump no se implementarán tan fácilmente como se pensaba, lo que ha llevado a los operadores a refugiarse en los valores como el oro y el yen y abandonar los activos de mayor riesgo”, señalan analistas de Danske Bank. Los problemas del presidente republicano para derogar el Obamacare, para lo que no cuenta con el suficiente apoyo entre los congresistas de su partido, presagia que encontrará similares dificultades para sacar adelante el resto de sus políticas, por lo que los alcistas del dólar siguen deshaciéndose de sus posiciones en la divisa.

Si en la jornada del martes, la noticia era la depreciación del dólar respecto al euro, el miércoles arranca con el ‘billete verde' también en mínimos contra el yen, pero de cuatro meses. La divisa nipona se ha apreciado hasta niveles no vistos desde el pasado 28 de noviembre, cambiándose en 11,430 unidades contra su rival de EEUU, desde donde retrocede un 0,3%. La libra ha sido también otra de las grandes beneficiarias del retroceso del dólar y ha remontado un 1,5% en una jornada, hasta máximos de casi un mes, alcanzando su mejor precio en marzo por encima de los 1,25 dólares.

La divisa británica debe agradecer también la oleada compradora al repunte de la tasa de inflación anual, que en febrero subió hasta el 2,3%, por encima del objetivo del Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés). El incremento de los precios al consumo añade presión sobre la autoridad monetaria para que se encamine hacia una pronta subida de tipos, ofreciendo apoyo a una libra que sigue bajo el foco ante el inminente inicio de las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) sobre los términos de su divorcio. El Brexit empezará oficialmente el 29 de marzo, fecha para la que los analistas esperan un retroceso en la libra, que podría borrar todas las ganancias de estas jornadas.

Desde el punto de vista del análisis técnico, el cable (libra/dólar) no se ha definido, a pesar de su comportamiento de las últimas sesiones. "En cualquier caso el soporte clave en el cruce lo encontramos en los mínimos de 2016 (1,19432) y por el lado de las resistencia tenemos los 1,27060 (último máximo decreciente). Lo que sea que suceda antes, la perforación del soporte o la superación de la resistencia, nos dará la dirección del siguiente tramo", comenta José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía.

EL EURO, JUSTO DEBAJO DE LOS MÁXIMOS ANUALES

La gran historia en el mercado de las divisas es el rally del euro, aupado por una combinación de factores, además de por la debilidad del dólar. Desde Danske Bank citan "una Reserva Federal de EEUU menos agresiva de lo esperado, un Banco Central Europeo más optimista y la especulación en torno a que podría subir los tipos antes de retirar los estímulos y las noticias que llegan desde la carrera electoral en Francia, con el centrista Emmanuel Macron liderando las encuestas, después de su buena ejecución en el primer debate televisado entre candidatos".

En este momento tenemos al euro/dólar a las puertas de la resistencia de los máximos anuales, en los 1,0830. Sin embargo, analistas como Carol Harmer, de Charmer Trading Academy, avisan que el euro/dólar "presenta importantes niveles se sobrecompra en los gráficos diarios y no apuesta porque el cruce pueda superar la resistencia que se ubica en los máximos de diciembre, aunque logre saltar por encima de este nivel".

“En teoría, de cerrar por encima de los máximos anuales, la siguiente zona de resistencia la encontramos en los máximos de diciembre (1,08735) y por encima los 1,1080 (por donde pasa la directriz bajista que une los máximos decrecientes desde el pasado mes de mayo)”, indica Rodríguez, por su parte. “Por abajo, por el lado de los soportes, el más importante lo encontramos en los 1,0490. Y es que como decíamos días/semanas atrás, en la medida en que no se perforaran los mínimos de febrero (1,0490) en precios de cierre cabía la posibilidad de poner a prueba la zona de resistencia de los máximos de febrero”, señala el experto de Bolsamanía.

EURUSD © Proporcionado por Bolsamanía EURUSD © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon