Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El dólar logra taponar la hemorragia, se sobrepone al drama y se encomienda a Trump

Bolsamanía Bolsamanía 10/11/2016 Noemí Jansana

Se prometía un baño de sangre. Y lo hubo. Pero tras el descalabro inicial de los mercados mundiales, después de que Donald Trump se convirtiera en el cuadragésimo quinto presidente de los EEUU, las pérdidas se han mitigado, y hasta revertido, y 24 horas después es muy difícil nombrar perdedores, a excepción del peso mexicano, que sigue sufriendo. En el mercado de las divisas, el dólar ha logrado remontar en su totalidad el agudo desplome experimentado a primera hora de la jornada del miércoles y ha conseguido abrumadoras ganancias de hasta un 5,5% contra divisas como el yen.

Pasado el pánico inicial, que dejó al billete verde teñido del rojo del republicano, con caídas se mirara donde se mirara, hasta de un 2% contra el euro y marcando un mínimo de 101,19 yenes -por nombrar sólo algunas- los operadores se dieron cuenta de que virtualmente nada había cambiado respecto a la jornada anterior, tal y como explican analistas consultados, y volvieron al mercado con un apetito renovado por la divisa de EEUU. “El panorama de que los republicanos dominen la presidencia, el Congreso y el Senado, convierte el dólar en una compra ante la perspectiva de que la nueva administración impulse los estímulos fiscales”, asegura Ashraf Laidi.

“La evidencia más clara del cambio de expectativas se observó en el mercado de bonos, que había quedado absolutamente devastado. El rendimiento del bono a 30 años se disparó 24 puntos básicos, hasta un 2,85% alcanzando su nivel más alto desde enero y protagonizando la mayor subida en un día desde 1996. El bono a 10 años también se disparó a máximos de 10 meses”, explica el gurú del mercado de las divisas.

El dólar reacciono, en gran parte de la mano de los bonos estadounidenses y también del cambio de sino en los mercados. Los operadores pasaron, en muy pocas horas, de la incertidumbre a la aceptación y, después, a cierto entusiasmo ante la especulación de que Trump llevará a cabo medidas proteccionistas y de que presionará al alza la inflación y, en consecuencia, los salarios. Así, el índice del dólar -que mide el desempeño de la moneda contra una cesta de rivales principales- ha logrado revertir pérdidas de un 2% y elevarse a máximos de una semana durante la sesión asiática.

¿QUÉ ESPERAR AHORA?

A pesar de esta reacción, la cautela seguirá dominando a los operadores, que observarán los próximos movimientos del flamante inquilino de la Casa Blanca, de quien todavía no se conoce con claridad cuales serán sus siguientes pasos. “Esto sugiere que la volatilidad seguirá dominando el panorama”, asegura Michael Hewson, analista técnico de CMC Markets.

El fundador de Trader College, Adrián Aquaro cree que la tendencia ganadora del dólar debe continuar ya que esta divisa “será la gran triunfadora de los primeros tiempos de Trump, en detrimento de un euro titubeante y sin motivos para crecer, una libra esterlina que no logra levantarse -sí puede hacerlo si el Brexit queda en la nada, como pienso que pasará-, y el yen que sí o sí deberá caer impulsado por el Banco de Japón si el gobierno de Shinzo Abe pretende que el país gane competitividad”.

“La Fed deberá apurarse a actuar, y lo hará en diciembre, ya sin presiones electorales, y a mediados de 2017, cuando las primeras medidas de Trump comiencen a tener efecto en el empleo y la inflación. Creo firmemente que Estados Unidos va a experimentar un fuerte crecimiento en su economía durante el segundo semestre del año próximo”, asegura el experto.

En el corto plazo y desde un punto de vista técnico, Hewson señala que el dólar podría proseguir su avance contra sus principales rivales. Un euro compra menos de 1,0950 dólares en este día después y la pérdida de este importante nivel de soporte y, lo que es más importante, el impulso alcista que acarrea el billete verde “hacen muy probable que veamos a la moneda única en el área de los 1,0850 dólares”, explica el analista.

"Este tipo de velas que cierran en los mínimos del día después de subir con fuerza suelen ser indicativas de que las caídas en el subyacente en cuestión no han terminado. Por lo que cabe esperar que en las próximas sesiones/semanas el dólar continúe ganando terreno y se dirija en primera instancia a la zona de soporte que presenta en los mínimos de octubre (1,08480)", explica José María Rodríguez, analista de Bolsamanía.

Gráfico Euro/Dólar

EURUSD © Proporcionado por Bolsamanía EURUSD

La libra, mientras tanto, sigue encontrando soporte en el área de los 1,2330 dólares y “mientras permanezca aquí, podría tratar de reestructurarse al alza hacia el pico reciente en los 1,2560 dólares”, asegura el experto de CMC Markets. En cuanto al yen, el dólar ha logrado avanzar por encima de los máximos de octubre, en los 105,500 yenes y “bien podría tratar de encaminarse al área que marca la media móvil de 200 sesiones en los 106,66 yenes”, advierte Hewson.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon