Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El dólar no consigue extender sus ganancias, a pesar de las actas de la Fed

Bolsamanía Bolsamanía 13/10/2016 Noemí Jansana

Si está pensando en comprar dólares, mejor hágalo ahora y en las caídas. Esta es la conclusión que extraen los operadores después de que las actas de la última reunión de la Reserva Federal (Fed) hayan dado más razones a los mercados para apostar por que las subidas de tipos se iniciarán pronto. La decisión de dejar el precio del billete verde sin cambios en la reunión de septiembre se tomó por “un estrecho margen”, tal y como se desprende del documento del banco central, pero el dólar no consiguió extender sus ganancias.

La divisa de EEUU avanzaba firmemente contra todos sus rivales antes de la publicación de las "minutas" de la Fed, pero la esperada confirmación de que el Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) vivió un intenso debate entre los partidarios de mantener el precio del dinero y los que apoyaban encarecerlo ya en septiembre, no fue suficiente para la divisa. “Las persistentes preocupaciones sobre la inflación y las divergencias entre los diferentes puntos de vista de los miembros del FOMC dieron una buena excusa a los operadores para ejecutar una toma de beneficios al final del día”, explica Kathy Lien, fundadora de BK Asset Management.

El otro factor que ha alimentado el buen tono de la divisa de EEUU ha sido la escalada de los bonos del Tesoro de EEUU, que han dejado un máximo en el 1,801%, el nivel más alto alcanzado en cuatro meses y medio por este activo. Y teniendo en cuenta el rally que acumula el dólar esta semana, especialmente contra el yen y contra el dólar, no nos deben extrañar las correcciones vividas, también en la sesión asiática de este 13 de octubre.

De hecho, el billete verde ha perdido los máximos de dos meses y medio contra la moneda nipona, ya que una vez más ha entrado en juego el papel de valor refugio del yen, después de los decepcionantes datos de la balanza comercial de China. La divisa japonesa ha resurgido después de que las exportaciones de Beijing hayan caído sorprendentemente por segundo mes consecutivo. El Dólar/Yen ha dejado un mínimo en la sesión en los 103,55 yenes y se sigue moviendo en un rango de un 1%.

En su cruce contra el euro, las ganancias del dólar se han detenido juto en el nivel de los 1,1000 dólares, pero el Euro/Dólar ha alcanzado su precio más bajo desde finales de julio. Ahora, “una rotura por debajo de este soporte es inevitable”, asegura Kathy Lien, mientras los analistas técnicos de Bolsamanía explican que “el cruce ya no presenta soportes claros hasta la zona de mínimos de este verano, concretamente los mínimos de finales de junio de la sesión de pánico del Brexit en los 1,0910”.

“Este nivel de precios es muy importante y es que si al final lo abandona también estaríamos ante una severa complicación técnica que nos haría pensar en una continuación de las caídas hasta el nivel de los 1,065”, indica César Nuez, analista técnico de Bolsamanía. Sin embargo, Lien cree que la reciente tendencia de datos macroeconómicos positivos debe continuar, con lo que no apuesta por mayores caídas más allá de los 1,0900 dólares.

José María Rodríguez, analista de Bolsamanía advierte que "debemos saber que existe la posibilidad de que en las próximas sesiones asistamos a un rebote en forma de pull back a la nueva zona de resistencia, antes soporte, de los 1,11200 dólares".

Gráfico del Euro/Dólar

Gráfico Euro/Dólar © Proporcionado por Bolsamanía Gráfico Euro/Dólar

LA LIBRA DEJA BUENAS SENSACIONES

La moneda británica sigue acaparando buena parte de la atención de los operadores. El giro inesperado en el guión del Brexit que ha supuesto que Theresa May haya aceptado un debate parlamentario en torno a la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) ha supuesto un alivio para la divisa. En su cruce contra el dólar ha dejado máximos por encima de los 1,23 dólares, aunque ha vuelto a alcanzar un mínimo intradiario por debajo de los 1,2150 dólares en el inicio de la sesión europea del jueves.

Mientras se espera que la moneda británica siga enteramente a merced de las decisiones políticas, la esperanza de que el trámite en el Parlamento de Reino Unido apuntale a la libra y la ayude a estabilizarse empieza a calar entre los operadores. La Cámara de los Comunes deberá votar los planes de la primera ministra de un Brexit duro y aunque esto no supone, ni mucho menos, que el país decida permanecer en la UE, sí que puede significar que se decidan mantener los lazos comerciales y que el abandono de “los Veintiocho” sea menos traumático.

Sin embargo, las probabilidades de que May plante cara y no se lo ponga fácil a los parlamentarios persisten y si se sale con la suya, la libra caerá, indica Lien. “Por este motivo, seguimos apostando por vender la libra”, asegura la fundadora de BK Asset Management y ofrece la siguiente estrategia: “Comprar Euro/Libra en las caídas por debajo de los 90 centavos y vender Libra/Dólar entre los 1,2300 y los 1,2450 dólares”.

Y la experta deja una última advertencia: “El flash crash del 7 de octubre ha fijado un nuevo rango para la libra y con el debate parlamentario sobre el Brexit en marcha, las caídas en la divisa británica aún no han alcanzado su suelo”.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon