Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El dólar se apoya en el acuerdo de la OPEP y el nombramiento de Mnuchin para despegar de nuevo

Bolsamanía Bolsamanía 01/12/2016 Noemí Jansana

El mercado ha celebrado el acuerdo alcanzado por la OPEP (Organización de Países Productores de Petróleo) para sujetar la producción de crudo con importantes subidas en los precios, de un 8% en el barril ‘Brent' y en el West Texas, que han devuelto al dólar el brillo que había perdido en las últimas sesiones. El ‘billete verde' se ha visto impulsado, principalmente con respecto al yen, dejando máximos de nueve meses y medio contra la moneda nipona y acariciando el cambio de 115 yenes por cada dólar. Las perspectivas inflacionarias que alimentan un crudo más caro dan alas a la divisa, que también se ha visto respaldada por las primeras declaraciones del nuevo secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin.

En su primera intervención pública, después de ratificarse su nombramiento por el presidente electo de EEUU, Donald Trump, el nuevo líder del Departamento del Tesoro estadounidense no ha hecho alusión alguna a la fortaleza del dólar, lo que ha espoleado a los inversores, que se han vuelto a lanzar a la compra de la divisa. El otro motivo que explica la nueva escalada en la moneda es que el rendimiento de la renta fija de EEUU se ha vuelto a disparar, también a causa del impacto negativo que un encarecimiento de los precios tiene en la inflación.

En cualquier caso, los inversores han celebrado el consenso en el seno de la OPEP de recortar 1,2 millones de barriles al día, dejando la producción diaria en un total de 32,5 millones, que se hará efectivo a partir del 1 de enero de 2017. Es el primer acuerdo de la organización en ocho años -desde 2008-, con el que quieren poner fin a la sobreoferta de esta materia prima que hay en el mercado. Ahora, la OPEP debe alcanzar también pactos con otras potencias productoras de petróleo que no pertenecen a la organización como Rusia, aunque el presidente del país, Vladimir Putin, ya ha avanzado que respetarán la decisión de la organización.

© Proporcionado por Bolsamanía

Este escenario ha aupado de nuevo al índice del dólar -que mide el desempeño de la divisa contra una cesta de seis monedas rivales-, hasta casi alcanzar los recientes máximos de 13 años y medio en los 101,83. “No hay ninguna duda de que los alcistas mantienen su control en el dólar e insisten en catapultar al dólar antes de la publicación del informe de empleo de EEUU”, comenta Kathy Lien, fundadora de BK Asset Management. Sin embargo, alerta la experta de que “hay aún riesgos de que veamos una toma de beneficios en la divisa, pero la senda del dólar es claramente alcista”.

La otra moneda que ha recibido con alegría las buenas noticias ha sido el dólar canadiense, que acumula subidas de más de un 1,5% en la semana. Lien apuesta porque la divisa de Canadá siga escalando posiciones en los próximos días, de la mano de los precios del petróleo, que también seguirán moviéndose al alza.

¿HA ALCANZADO EL EURO UN TECHO DE CORTO PLAZO?

El rebote del dólar también ha dejado sus efectos en el euro, con la divisa europea cayendo en la sesión del jueves hasta cerca de los 1,0550 dólares. Además, la ‘moneda única' cerró a la baja por primera vez en cinco jornadas. Para la analista de BK Asset Management, lo realmente importante y que puede señalar que el euro “ha alcanzado su techo por ahora” es que el diferencial entre las rentabilidades de los bonos alemán y de EEUU a 10 años se depreció notablemente en la jornada.

Además, las incertidumbres que llegan desde el plano político pesarán sobre el euro, que podría perder posiciones después de que el resultado del referéndum sobre la reforma constitucional en Italia confirme la victoria del ‘no', abriendo una nueva etapa de inestabilidad en el gobierno del país transalpino. Sin embargo, analistas consultados creen que la mayor parte del impacto de esta votación ya está descontado por el mercado y, según señala Michael Hewson, analista de CMC Markets, mientras el euro aguante el soporte de los mínimos de 2015 en los 1,0460, la moneda puede seguir intentado recuperarse hasta los 1,0730 dólares.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon