Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El dólar sigue aferrado al rally post Trump, mientras la libra sorprende con subidas

Bolsamanía Bolsamanía 11/11/2016 Noemí Jansana

El mercado de las divisas sigue dejándose llevar por las compras en el dólar, con el “billete verde” cabalgando el rally alcista que le ha brindado la victoria del republicano Donald Trump. La moneda se ha disparado contra rivales como el yen, llegando a comprar casi 107 yenes por cada dólar y sigue sometiendo al euro bajo presión. La gran sorpresa la ha dado la libra, que va de camino a los 1,2700 dólares, a pesar de la fortaleza de la moneda estadounidense.

© Proporcionado por Bolsamanía

Si bien está claro que la causa del renovado apetito por el dólar es que los mercados se han rendido a Trump y esperan ansiosos sus políticas fiscales que impulsen el crecimiento, el caso de la libra ha pillado a los operadores por sorpresa. La divisa británica ha marcado máximos en los 1,2674 dólares en la preapertura de la sesión europea y ha conseguido ganar tres figuras completas desde los niveles en los que operaba el jueves, cuando llegó a mínimos en el área de los 1,2370 dólares.

“Sin publicaciones sobre indicadores económicos en Reino Unido que puedan explicar este comportamiento, la causa hay que buscarla en que el rendimiento de los bonos británicos ha sido ligeramente superior al de los bonos de EEUU”, señala Kathy Lien, fundadora de BK Asset Management.

La renta fija de Reino Unido cerraba el jueves cerca de sus niveles anteriores al Brexit, pero también hay razones técnicas que explican el auge de la libra. “Claramente se necesita una mayor cobertura de posiciones bajistas en el cable (tal y como se conoce al cruce de la libra contra el dólar), ya que a medida que se ha superado cada nivel clave, más posiciones stop se han disparado”, señala la analista.

La libra también se ha apreciado más de un 1,5% frente al euro y expertos de Danske Bank explican la escalada de la libra por el efecto Trump y sus reverberaciones en las relaciones bilaterales entre EEUU y Reino Unido. “La victoria del republicano se ha tomado como positiva para Reino Unido ya que Trump ha elogiado en reiteradas ocasiones el Brexit y ha declarado que Reino Unido encabeza la lista de los nuevos acuerdos comerciales de la administración entrante”, recuerdan estos analistas. El nuevo inquilino de la Casa Blanca ya ha empezado el acercamiento con el Ejecutivo de Theresa May y ha expresado su intención de rescatar el tipo de relación que Margaret Thatcher y Ronald Reagan mantuvieron en los 80.

Sin embargo, es precisamente la amenaza del Brexit, que sigue muy presente a pesar de que los planes de salida de la UE deban pasar ahora por el Parlamento británico, lo que invita a Kathy Lien a llamar a la cautela. “Aunque ahora parezca que se aplaza, acabará ocurriendo”, puntualiza la fundadora de BK Asset Management.

LOS QUE SUFREN: EURO, YEN Y EL PESO

El panorama en el resto de cruces del dólar es prácticamente un calco de la jornada anterior, el yen ha seguido depreciándose, fruto del apetito por el riesgo y un dólar ha llegado a cambiarse a 106,950 yenes en la sesión asiática, con la moneda nipona en mínimos de tres meses y medio contra el billete verde.

El euro sigue bajo presión y ha caído por debajo de los 1,0880 contra el dólar, aunque se mantiene alrededor de los 1,0900 dólares. “Cabe esperar que en las próximas sesiones/semanas el dólar continúe ganando terreno y se dirija en primera instancia a la zona de soporte que presenta en los mínimos de octubre (1,08480)", explica José María Rodríguez, analista de Bolsamanía.

El gran perdedor de la victoria de Donald Trump sigue siendo el peso mexicano, que está sintiendo cómo la volatilidad impulsa las ventas en la divisa por las perspectivas de que EEUU dé la espalda a su país vecino del sur. En las primeras horas tras la victoria del republicano la divisa norteamericana llegó a comprar 20,77 pesos por dólar, un precio jamás visto, y se apreció un 13% en un día, en el rally más abrupto del “billete verde” contra la moneda del país desde 1994.

Aunque el peso se recuperó luego para situarse por debajo de las 20 unidades, desde la tarde del jueves ha vuelto a caer con fuerza y ha seguido desangrándose en la sesión del viernes, con un dólar que se aprecia casi un 6% y escala hasta muy cerca de los 20,7 pesos. Se mantiene así en el camino que esperan los analistas de Danske Bank, que apuestan porque la divisa “reanude su senda bajista en los próximos días, más allá de los 21,5 pesos por cada dólar, dada la gran dependencia de México en materia de comercio exterior”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon