Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El desplome de los bancos italianos arrastra al sector y evidencia el temor al referéndum

Bolsamanía Bolsamanía 18/11/2016 Nieves Amigo

El calvario de los bancos italianos continúa y preocupa. La situación de Italia, tercera mayor economía de la Unión Europea, va camino de convertirse en el gran problema para los mercados en 2017 si finalmente las encuestas aciertan y los italianos votan "no" en el referéndum convocado para apoyar los cambios constitucionales que propone el primer ministro, Matteo Renzi. Si el resultado es negativo, el proceso de reestructuración del maltrecho sistema bancario italiano podría quedar en suspenso y sería prácticamente imposible frenar la 'hemorragia' de estas entidades en bolsa.

© Proporcionado por Bolsamanía

Este jueves se produjo una fuerte presión vendedora en todos los bancos italianos -con recortes del 5,6% en UniCredit o del 4,8% en Banco Popolare- tras conocerse que Matteo Renzi no tiene intención de forma un gobierno de coalición en el caso de perder el referéndum que se celebrará el 4 de diciembre. Renzi quiere introducir cambios políticos que hagan de Italia un país más gobernable y que reduzcan el poder del Senado. El sistema político italiano concede actualmente el mismo poder a Congreso y Senado y eso obliga a que todas las leyes tengan que ser aprobadas por partida doble. La posibilidad de que haya nuevas elecciones si Renzi dimite y el temor a que los "populismos" lleguen también a Italia, de la mano de los partidos anti-europeos, como el Movimiento 5 Estrellas, preocupa casi tanto como preocupa el Brexit.

"Consideramos (que el referéndum italiano) tiene para los mercados financieros de la Zona Euro tanta importancia como el Brexit o las elecciones presidenciales estadounidenses", advierten los analistas de Link Securities. Desde Deutsche Bank han pronosticado que los bancos italianos podrían empujar al Ftse MIB un 6% abajo a principios del próximo año si el "no" gana en el referéndum.

El índice bancario italiano marcó este jueves su nivel más bajo desde el 14 de octubre. Este viernes los bancos italianos vuelven a desplomarse, con caídas en Banco Popolare di Milano, Monte dei Paschi y Banco Popolare que son ya del 5%. Los bancos italianos vuelven a lastrar, tal y como hicieron este jueves, al sector bancario europeo que se deja ahora un 1,72%. En España, el Ibex ya cede más de un 1% (8.621 puntos) arrastrado precisamente por los bancos: Popular pierde un 3,16%, Sabadell un 2,41%, BBVA un 2,16%, Santander un 1,43%...

EL MERCADO DE BONOS, TAMBIÉN PRESIONADO

La incertidumbre que genera el referéndum italiano está empezando a incrementarse y esto se está notando también en los mercados de bonos. "Las primas de riesgo de países como Italia, Portugal o España han vuelto a aumentar tras la caída de los bonos soberanos y el consiguiente repunte de las rentabilidades", subrayan desde Link, y añaden: "Esperamos que, a medida que se acerque la fecha de la consulta, la presión sobre este tipo de activos se incrementará".

"La situación en Italia es uno de los mayores riesgos macro-políticos que nos preocupa", advertía ya a finales de verano Federico Santi, analista de Eurasia Group. El problema con los bancos italianos, según explica Williams Watts, editor de mercados de MarketWatch, es que "están hasta el cuello de 'Non Performing Loans (créditos fallidos, que no están garantizados por una hipoteca u otra garantía real)'". Los datos oficiales hablan de una cifra de alrededor de 200.000 millones de euros en este tipo de activos, lo que representa alrededor del 8% del total de los préstamos. Además, otros 160.000 millones en créditos pronto podrían adquirir este estatus de NPL, según Wells Fargo, lo que impulsaría el ratio de morosidad hasta niveles del 15% de su cartera de préstamos.

Cabe recordar que, en los últimos test de estrés a la banca de finales del pasado mes de julio -que buscaban principalmente sacar a la luz la morosidad acumulada en los balances bancarios-, todas las entidades del Viejo Continente superaron el examen con relativa holgura a excepción de la italiana Monte dei Paschi. Hubo, eso sí, un grupo de entidades que se quedaron en una situación comprometida, por debajo del 8% el capital en el peor de los escenarios (un umbral de seguridad que los reguladores empiezan a reclamar como mínimo) y entre ellas había otro banco Italiano, Unicredit (7,1%). Las otras tres fueron Deutsche Bank (7,8%), Commerbank (7,4%) y Barclays (7,3%).

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon