Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El difícil horizonte del Ibex: ¿aguantaría una subida de impuestos tras el 26J?

Bolsamanía Bolsamanía 25/05/2016 Virginia Mora

El selectivo español está en la cuerda floja debido a la incertidumbre política que acarrea España, y que amenaza con continuar tras las nuevas elecciones. La situación del Ibex 35 no es nada halagüeña, dada la volatilidad que presenta, y las propuestas electorales que han empezado a lanzar los partidos de cara a la próxima cita en las urnas tampoco auguran nada bueno para el índice, sobre todo las referentes a las posibles subidas de impuestos. ¿Cómo asumiría la bolsa española un escenario como este?

Según algunos expertos, mal. Tal y como ha explicado Santiago Carbó, catedrático de Economía y coordinador del Área de Economía e Historia del Colegio Universitario de Estudios Financieros (CUNEF) en rueda de prensa, la incertidumbre está afectando a los mercados y muy especialmente al Ibex. “Las mayores operaciones las realizan los inversores extranjeros, y ahora no ven muy claro el horizonte”. En concreto, apunta a la posible subida de impuestos que se podría llevar a cabo si el PSOE alcanza el poder tras el 26J. El líder del partido, Pedro Sánchez, ha anunciado que subirá los impuestos a los grandes patrimonios y las corporaciones para sufragar el sistema de pensiones, y la noticia no ha caído demasiado bien entre los inversores.

“Si se suben los impuestos, los inversores extranjeros se irán, y representan el 60% de las operaciones. Julio puede ser un mes tenso en la bolsa”, ha dicho el catedrático de CUNEF. Pero no sólo eso, también ha dado la voz de alarma sobre la situación del sector financiero, uno de los que tiene más peso en el Ibex 35. “Su rentabilidad ha bajado, dado el contexto actual de bajos tipos de interés, y eso se ve plasmado en el precio de la acción. Y todo esto en el marco actual de incertidumbre”, ha remarcado Carbó.

¿CUÁNDO CAMBIARÁ LA POLÍTICA DEL BCE?

La situación de los bancos se debe, en gran medida, a la política que mantiene el Banco Central Europeo (BCE). Ya se quejaron este martes los presidentes del BBVA, Francisco González, y de Banco Santander, Ana Botín, que alertaron de la mala racha que atraviesa la banca a consecuencia de los tipos de interés. Aunque fue González el más contundente al señalar que “los tipos negativos nos están matando”. “Europa está en una especie de trampa”, dijo el máximo responsable del BBVA en alusión al despliegue monetario del banco central que dirige Mario Draghi, que ha llegado tan lejos como a esos tipos negativos, del -0,40%, en la facilidad de depósito, una realidad que penaliza a la banca por su dinero sobrante y porque resta margen de ganancia a su negocio.

La política expansiva del BCE está afectando a los bancos, aunque la situación puede empeorar. Carlos Salvador, profesor del Área de Economía e Historia de CUNEF, ha insistido en que “se está presionando a la banca, que ha hecho muchos esfuerzos” y ahora se ve ante una situación que no le beneficia. “Los bancos han hecho sus deberes, y ahora los problemas de rentabilidad son acuciantes”, hasta el punto de que, según este experto, van a tener que buscar formas de diversificar su negocio con “operaciones fuera de balance, como la venta de fondos”.

Pero no sólo eso, ya que hay otros retos que se están presentando y que pueden actuar como una 'zancadilla' para la banca. Se trata de la digitalización y de las fintech, cuyo ámbito de actuación está aún por regular pero que, según el catedrático de CUNEF, si ocurre lo mismo que con Uber y no hay una normativa clara al respecto, hará que la banca esté en desventaja con ellas, sobre todo si se les permite dar financiación.

Con este panorama, todos se preguntan cuándo empezará a cambiar la actitud del BCE. “Ha pasado lo peor, pero el Banco Central Europeo no es capaz de reactivar la economía. Hacen falta medidas fiscales”, aunque puede que no lleguen hasta verano de 2017, ha dicho el experto, que también ha remarcado que el principal problema es que “los países ahorradores no están ganando dinero” y ya se están empezando a oír las primeras quejas al respecto, como en el caso de Alemania.

Pero el cambio de actitud no sólo tiene que venir del BCE, sino también del resto de países europeos. Es habitual que en cada rueda de prensa Draghi pida a los países mayores esfuerzos y políticas fiscales más contundentes para reactivar la economía, y los expertos de CUNEF coinciden con esta idea. En este sentido, Salvador ha dicho que son Alemania y Holanda los que tienen que “tirar del carro” y centrarse en impulsar políticas que promuevan el crecimiento, dejando a un lado las medidas de austeridad.

© Proporcionado por Bolsamanía

EL 'ENFADO' DE BRUSELAS CON ESPAÑA

Por otro lado, los expertos de esta universidad han hablado de la situación de España y de la posible multa de la Comisión Europea por el incumplimiento del objetivo de déficit pactado. “En la Comisión Europea deben estar muy enfadados con España”, porque creciendo un 3,2% registró un déficit del 5%. Según Carbó, en las instituciones europeas “preocupa que estemos llegando al final de la política monetaria expansiva y que los países no hayan hecho sus deberes”.

“El año pasado España creció como una moto, y en escenarios como ese suele ser habitual que el déficit tienda a cero, pero no fue así. No hemos cumplido ni con los mercados ni con nuestros socios”, y eso es algo que no se entiende en Bruselas. “Se entendería si el país lo estuviese pasando mal, pero España está creciendo”, ha concluido.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon