Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El dueño del cementerio de neumáticos está en Asturias de camarero

Bolsamanía Bolsamanía 22/05/2016 Bolsamanía

Los dueños del famoso cementerio de neumáticos que ardió hace pocos días han sido localizados en Asturias llevando una vida de lo más peculiar. La familia Villadangos Flores han sido grandes empresarios en España y ahora se esconden entre el verde asturiano.

Esta peculiar familia intentó realizar una buena causa al medio ambiente y realizó dos proyectos que luego fracasaron. Uno de ellos fue crear una revista ecologista para niños llamada 'Chavalín'. Dos números después y tras un gran fiasco se dejaron de realizar publicaciones.

© Proporcionado por Bolsamanía

Así te contamos minuto a minuto el incendio de Seseña

La otra fue de reciclajes, que también acaba como la primera: en naufragio. Las autoridades los consideran los responsables del mar negro que se incendió la semana pasada y que aún sigue humeante. Uno de los desastres ecológicos más graves de los últimos tiempos.Emisiones contaminantes equivalentes a las que se producen en un año en nuestro país en solo unas horas. Las autoridades los creen ilocalizables, según informa el diario El mundo.

Por otra parte también el diario afirma que intentó probar suerte como constructor con una empresa llamada Urbanizadora Aguadulce S.A. Acumulaba un capital social de 1.081.821,79 euros y está activa. Y Villadangos Castellanos es administrador único.

"Hace un tiempo se le estropeó un pequeño coche que tenía y ni siquiera lo arregló", sostiene que desde aquel día ya no va en coche solo puede ir andando porque no tiene dinero para más.

Tras diversas investigaciones, sobre a quien le pertenece el cementerio se señala a esta familia pero se les da en paradero desconocido. Según el medio, tras este largo currículum en el que ha probado todas las suertes, ahora residen en Asturias retirado de todos los focos mediáticos tras el incendio que se produjo en su propio cementerio de neumáticos. Los vecinos aseguran que son gente de lo más normal y que no han querido hablar de lo sucedido.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon