Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El escándalo del banco estadounidense Wells Fargo se extiende a las pequeñas empresas

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 05/10/2016 Bolsamanía

El escándalo que rodea al banco estadounidense Wells Fargo desde septiembre por la apertura de dos millones de cuentas falsas sin el consentimiento de sus clientes parece que todavía no ha acabado. El segundo mayor banco de Estados Unidos por capitalización y el tercero por activos no sólo habría engañado a clientes particulares si no que entre esos depósitos bancarios afectados también se encontrarían pequeñas y medianas empresas.

© Proporcionado por Bolsamanía

Así lo revela la agencia de noticias Reuters, que ha tenido acceso a la investigación que está llevando a cabo el senador por Louisiana David Vitter. El republicano asegura en una misiva que 10.000 pymes estarían en el ojo del huracán de la estafa de Wells Fargo. Vitter, que preside el comité de las pequeñas empresas en el Senado estadounidense, espera una respuesta de los responsables de la entidad después de la investigación iniciada el 20 de septiembre.

De momento, el banco está revisando las cuentas y las quejas formalizadas por los clientes del banco y espera poder solucionar el escándalo "de la forma más oportuna". La entidad ha sido sancionada con 190 millones de dólares tras llegar a un acuerdo con los reguladores del mercado estadounidense. También ha despedido a 5.300 empleados, algo que está siendo investigado por el Departamento de Empleo del Gobierno por si los trabajadores actuaron bajo presión de la dirección para ampliar los beneficios, que cobraban a los clientes. Wells Fargo llegaba a cobrar por cuentas falsas en las que los usuarios no tenían dinero.

FITCH BAJA EL "RATING" DE WELLS FARGO A NEGATIVO

Además, la agencia de calificación Fitch ha reducido la perspectiva de la calidad de la deuda corporativa del banco desde "estable" hasta "negativa". Esta operación llega tras el pacto con los reguladores y el escándalo que sacude a la entidad desde principios del mes de septiembre.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon