Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El euríbor marca otro mínimo histórico en su décimo mes seguido bajo el 0%

Bolsamanía Bolsamanía hace 3 días Pedro Calvo

Noviembre llega a su fin. Y el euríbor a 12 meses, la referencia para la mayoría de hipotecas a tipo variable en España, arrojará este mes un nuevo dato histórico. No sólo registrará su décimo mes consecutivo por debajo del 0%, sino que su media mensual, que es la que se tiene en cuenta en las revisiones, marcará el dato más bajo de siempre.

En concreto, y a la espera de las cifras de los últimos días para obtener el dato oficial, la media mensual se sitúa en el -0,073%. Este registro dejará rápidamente viejo el anterior récord, marcado el mes pasado en el -0,069%.

© Proporcionado por Bolsamanía

El euríbor, que sigue siendo la referencia para más del 90% de las nuevas hipotecas a tipo variable que se firma en España, prolonga así la histórica secuencia que inició en febrero de este año. Fue entonces cuando protagonizó el hito de situarse en terreno negativo, algo que no había ocurrido nunca. Ahora encadena ya su décimo mes consecutivo por debajo del 0%.

Tras estos históricos niveles figura la mano -visible- del Banco Central Europeo (BCE). Con los tipos de interés oficiales en el 0% y los de depósito en el -0,40%, la entidad presidida por Mario Draghi está generando unas condiciones financieras sin precedentes en la Eurozona que propician situaciones extraordinarias. Como que el euríbor esté por debajo del 0%, una rareza que, salvo sorpresa, se mantendrá durante la mayor parte de 2017. Hasta la fecha, el BCE ni siquiera ha insinuado la más mínima intención de subir los tipos, con lo que el euríbor todavía tiene vía libre para permanecer en mínimos históricos.

Así se refleja en los datos que ofrecen algunas de las 20 entidades que forman parte del panel de bancos a partir del cual se calcula el euríbor. Varias de esas entidades estarían dispuestas a prestar dinero a otros bancos por un plazo de 12 meses a intereses todavía más bajos. Y no sólo es, sino que los han seguido reduciendo conforme ha avanzado el mes, con lo que siguen sin mostrar ningún síntoma de que esta referencia pueda subir en breve -más bien lo contrario-. Sobresale el caso de las francesas BNP Paribas y Société Générale, que manifiestan un interés próximo al -0,20% en el plazo de 12 meses.

BUENO (AUNQUE CADA VEZ MENOS) PARA EL BOLSILLO

Por el momento, el nuevo descenso del euríbor en noviembre aligerará un poco más el peso de las hipotecas para las familias que renueven las condiciones de su contrato con estos datos -siempre que no haya ninguna cláusula que lo impida-. Eso sí, como las bajadas interanuales y semestrales son cada vez menores, la rebaja en las cuotas también se está moderando.

Para una hipoteca de 125.000 euros a 20 años con un diferencial de 1 punto porcentual sobre el euríbor y revisión anual, el ahorro en las cuotas será de 10 euros al mes. En el caso de las revisiones semestrales, la reducción se moverá en torno los 5 euros al mes. Hace un año, el índice hipotecario ya estaba cerca del 0% y hace seis meses ya se encontraba en negativo, de ahí que el impacto en las cuotas cada vez sea más residual.

Más allá de la magnitud de este ahorro adicional, lo relevante para las familias vinculadas al euríbor es que siguen disfrutando de unas condiciones históricamente favorables. Y los hogares deben ser muy conscientes de ello.

MÁS VALE TIPOS BAJOS EN MANO...

De hecho, la situación actual del euríbor está incentivando a su vez otro efecto sin precedentes en el mercado español a la hora de hipotecarse para comprarse una casa. En septiembre, 3 de cada 10 hipotecas se firmaron a tipo fijo, una proporción histórica en un mercado en el que, habitualmente, se movían por debajo del 10%.

Esta tendencia responde a dos motivos principales. El primero, relacionado con la oferta. Ante la presión adicional que el euríbor en negativo supone para sus márgenes, los bancos se están volcando en las hipotecas a tipo fijo para asegurarse unos ingresos recurrentes. Para ello, están alumbrando una nueva generación de hipotecas fijas condicionadas por el actual entorno de bajos intereses con el propósito de atraer a más clientes hacia este tipo de contratos.

De ahí sale el nexo con el segundo motivo, que está vinculado con la demanda. Conscientes de que los tipos no van a estar siempre en el 0% ni el euríbor eternamente en negativo, está creciendo el número de familias que se decanta de partida por las hipotecas fijas o que está modificando las condiciones de su contrato para pasarlo de variable a fijo.

O lo que es lo mismo, cada vez es mayor el número de hogares que prefiere blindarse con una hipoteca fija basada en los actuales tipos de interés, que desembocan en una oferta de hipotecas con un interés fijo del 2% o cerca, antes que exponerse al encarecimiento de la cuota que podría vivirse en unos años cuando el BCE normalice su política monetaria. En este sentido, tienen muy presente que la media histórica del euríbor se sitúa en el 2,2% y que en 2008 llegó a rebasar claramente el 5%.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon