Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El euro alcanza nuevos máximos anuales contra un dólar golpeado por la derrota de la reforma sanitaria de Trump

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 27/03/2017 Noemí Jansana

Después de varias sesiones intentándolo, el euro ha logrado marcar un nuevo récord anual este lunes, cuando se ha apreciado hasta los 1,0907 dólares. La derrota de la reforma sanitaria de Donald Trump ha dado nuevas razones a los operadores para deshacerse de sus dólares y el ‘billete verde' se muestra claramente debilitado ante todos sus rivales. En todos los mercados se habla ya del fin del ‘rally de Trump' y lo que hasta hace poco era preocupación acerca de que el presidente de EEUU hallara dificultades para sacar adelante su ambiciosa reforma fiscal, se ha convertido en una duda más que razonable.

© Proporcionado por Bolsamanía

Ante este panorama, el euro/dólar ha arrancado esta última semana de marzo con un hueco alcista que lo ha llevado a conquistar los 1,0850 dólares durante la sesión asiática, para continuar después subiendo un 0,25% más, hasta un máximo por encima de los 1,0874 dólares durante la sesión europea. En la apertura de EEUU, la debilidad del dólar ha llevado a la divisa europea a niveles de precios no vistos desde el pasado 11 de noviembre, por encima de los 1,09 dólares. De superar con holgura estos precios, la próxima frontera de la 'moneda única' está en los 1,1080 dólares, por donde pasa la directriz bajista que une los máximos decrecientes desde el pasado mes de mayo. En lo que va de 2016, el euro acumula una apreciación del 3,6%.

El origen de la oleada de ventas en la divisa de EEUU está en el fracaso de propuesta de ley de Donald Trump para derogar el ‘Obamacare' "que levanta numerosas preguntas sobre cómo piensa llevar a cabo el presidente la pieza central de su administración: el recorte de impuestos”, señala la fundadora de BK Asset Management, Kathy Lien. Y lo que es más importante, puntualiza la experta, “de no darse el crecimiento que se esperaba que impulsara esta gran reforma fiscal, septiembre parece un mes mucho más probable para que la Reserva Federal de EEUU (Fed) lleve a cabo su próxima subida de tipos (la segunda de este año) que junio”.

Sin ayuda ni desde el frente político ni desde el frente de la política monetaria, el dólar no tiene más camino que depreciarse y ceder gran parte de las ganancias acumuladas desde la victoria de Donald Trump, el pasado 9 de noviembre. La semana pasada los mercados asistieron también a una retahíla de comparecencias de varios miembros de la Fed, que no ofrecieron una interpretación más agresiva de la declaración oficial del banco central tras su subida de tipos del 15 de marzo. El incremento de la tasa de interés gradual y la cautela de la entidad siguen dominando su política monetaria y con las tres subidas de tipos previstas ya prácticamente descontadas por el mercado, la moneda de EEUU no ha recibido ningún impulso por parte de la Fed.

El ‘billete verde' también se ha desplomado hasta su nivel más bajo desde el pasado 11 de noviembre en el índice que mide su desempeño contra una cesta de seis divisas rivales, que ha cedido hasta los 98,900 puntos. Muy lejos queda ahora el máximo de 14 años y medio del índice del dólar, alcanzado en enero cuando las perspectivas de que Donald Trump fuera capaz de llevar a cabo sus planes de estímulos estaban en máximos entre los operadores. En otros cruces, el dólar también ha caído hasta su nivel más bajo desde el 18 de noviembre contra el yen, en los 110,140 yenes, desde donde ha remontado marginalmente.

LA LIBRA, LISTA PARA EL BREXIT

La libra también ha logrado revertir sus pérdidas del viernes contra la divisa de EEUU y se ha disparado hasta casi los 1,2600 dólares, a pesar de que esta semana los operadores se preparan para el gran tema que dominará el mercado de las divisas los próximos días: el inicio formal de las negociaciones entre Reino Unido y los ‘Veintisiete' para hacer oficial el divorcio con la Unión Europea (UE).

Michael Hewson, analista de CMC Markets, indica, no obstante que el ‘pullback' del pasado viernes desde los máximos de la semana pasada, en los 1,2532 dólares, podría provocar que la divisa británica declinara hasta los 1,2380 dólares en el corto plazo. “Sin embargo, mientras se mantenga por encima de los 1,2200 dólares, su 'momentum' alcista se mantiene intacto, propiciando una subida hasta la resistencia de las 1,2700 libras, los máximos de febrero”. En su cruce contra el euro, la libra está ahora mismo “enfrentándose a su resistencia en el área de las 0,8670 libras, con un claro potencial de dispararse hasta las 0,8710 libras”, indica Hewson.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon