Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El euro cae a mínimos de nueve días contra el dólar y la libra aguanta el pulso al inicio del Brexit

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 30/03/2017 Noemí Jansana

A pesar de las numerosas predicciones de que poco menos que el Apocalipsis se cerniría sobre la libra en la histórica jornada del 29 de marzo, la divisa británica aguantó bastante bien el tipo mientras se iniciaba la cuenta atrás de dos años de negociaciones de divorcio de Reino Unido con el bloque europeo. La carta de Londres que activa el artículo 50 de Tratado de Lisboa obra en poder del presidente del Consejo de Europa, Donald Tusk, pero la moneda británica acabó la jornada prácticamente sin cambios desde el precio de apertura y se mantiene operando por encima de la barrera de los 1,2400 dólares. Y mientras toda la atención estaba sobre la libra, el euro se ha deslizado hasta mínimos de nueve días contra el dólar, después de las informaciones llegadas desde los bancos centrales de uno y otro lado del Atlántico.

El ‘billete verde' ha extendido su remontada desde mínimos de cuatro meses contra sus principales rivales, con el índice que mide su desempeño versus una cesta de seis monedas escalando por encima de los 100 puntos, hasta niveles del pasado 21 de marzo, tras los comentarios de varios miembros de la Reserva Federal de EEUU (Fed). El más reciente, el del presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, que ha anticipado este miércoles tres subidas más por parte de la Fed en 2017, debido al ascenso de la inflación. Sin embargo, Rosengren no es miembro este año del FOMC, el Comité Ejecutivo de la Fed que decide la política monetaria. Sí lo es el vicepresidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Stanley Fischer, que señaló a inicios de semana que el banco central subirá los tipos dos veces más este año. Dos subidas más "es casi lo correcto", apuntó Fischer. Sus declaraciones fueron bienvenidas por el mercado, ya que se sitúan en línea con las previsiones del consenso, que anticipa una subida de tipos en junio o julio y otra a final de año.

Por otra parte, el declive del euro, que se ha depreciado un 0,5% la pasada madrugada y ha vuelto a poner a prueba el soporte en los 1,0740 dólares, cae en dirección a los 1,0700 dólares, un movimiento que obedece en parte a las informaciones publicadas por 'Reuters' de que los miembros del Banco Central Europeo (BCE) se muestran reacios a cambiar el mensaje de su política monetaria. Así lo han expresado después de que los pequeños giros de este mes han creado demasiadas expectativas de que el banco central ha decidido poner fin a su política ultra-flexible y subir la tasa de interés.

"Si bien la idea de una subida de tipos en la zona euro antes de que el banco central acabe con el programa de compra de estímulos es un comodín clave para que el euro se decida al alza contra el dólar, insistimos en que la ‘moneda única' es vulnerable en el corto plazo, debido al ligero posicionamiento y a que creemos que el tipo de cambio se moverá a favor del dólar”, indican expertos de Danske Bank. En cambio, estos analistas no se muestran “demasiado preocupados” por el posible impacto de las elecciones en Francia y de las discusiones sobre el Brexit en el euro/dólar, debido a la resiliencia que ha mostrado durante el año pasado”, señalan los expertos de la entidad danés, que se abren a la posibilidad de que el euro vuelva al precio de los 1,05 dólares en los meses venideros.

LA LIBRA, ¿BAJO PRESIÓN?

© Proporcionado por Bolsamanía

En cuanto a la otra gran portagonista de la jornada, la libra, se está defendiendo bien contra el euro, aunque se mantiene presionada contra el dólar y el dólar australiano. La realidad es que los operadores no han logrado encontrar una dirección clara en los primeros pasos del largo camino del Brexit y se ha dejado notar en el comportamiento de la moneda. Por el momento nada ha cambiado y las negociaciones oficiales no arrancarán hasta mayo, por lo que esta “jugada a largo plazo” se mantendrá en el radar de los inversores durante muchos meses.

Desde un punto de vista técnico, el analista de CMC Markets, Michael Hewson cree que “el fracaso de consolidar sus ganancias contra el dólar por encima de los 1,2600 dólares presenta un panorama bajista para la divisa británica que ha encontrado soporte en el área de los 1,2380 dólares, por ahora”. El experto llama a vigilar este precio ya que, de romperse, el ‘cable' (libra/dólar) podría extender sus pérdidas hasta los 1,2200 dólares.

En cambio, contra el euro, la libra se ha defendido en las 0,8735 unidades y ha avanzado hasta las 0,8620 unidades. Estos son los precios clave para Hewson, que indica que la rotura clara de la resistencia o del soporte determinará el siguiente movimiento, que puede llevar al euro/libra hasta las 0,8550 libras o hasta las 0,8800 libras.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon