Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El euro, de camino a cerrar su mejor trimestre en siete años

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 30/06/2017 Noemí Jansana
© Proporcionado por Bolsamanía

Después de una semana de infarto, el euro trata de consolidar alrededor de los 1,1412 dólares, después de que el reciente flirteo del Banco Central Europeo (BCE) con el abandono de los estímulos monetarios haya desatado una oleada de compras en la divisa comunitaria, que va camino de cerrar su mejor trimestre de los últimos siete años, con una subida de casi un 7% desde el precio de cierre del 31 de marzo, en los 1,0650 dólares. Sólo en la última semana de junio, el incremento ha sido de poco más del 2%.

Este viernes, la moneda europea ha llegado a depreciarse casi un 0,5% desde los máximos de casi 14 meses alcanzados el miércoles, después de la publicación del IPC de la Eurozona, que muestra como los precios al consumo se han suavizado en junio, aunque ha superado las previsiones del mercado, pero después ha vuelto a recuperar. El impulso alcista persiste en la divisa comunitaria, que sigue mecida por la interpretación que el mercado ha hecho del reciente optimismo de Mario Draghi sobre la inflación y la marcha de la economía en la Zona Euro y de poco ha servido que el banco central haya manifestado su malestar con la reacción desmesurada de los inversores. El euro se mantiene a un 0,3% de sus máximos anuales, mientras las principales firmas de inversión vuelan para revisar sus predicciones sobre la ‘moneda única' en la segunda mitad de año.

Los últimos en hacerlo han sido los expertos de Danske Bank, que ya no esperan que el euro/dólar "se deje llevar por los bajistas este verano y sucumba hasta los 1,0900 dólares meses a tres meses vista", mecido por el escaso volumen y la menor liquidez del mercado en verano. En cambio, su previsión es ahora de que la 'moneda compartida' se negocie en septiembre alrededor de los 1,1300 dólares. A doce meses vista, prevén que el cruce se cambie en los 1,1800 dólares. Por otra parte, analistas de Deutsche Bank ha aumentado más de un 11% su precio objetivo para el euro/dólar este año y ahora fijan la meta de este 2017 en los 1,1600 dólares, desde los 1,0003 dólares que la firma germana preveía para la ‘moneda única', hace unos meses. Además, desde la entidad germana han avisado que "el rally del dólar se ha agotado".

¿QUÉ LE PASA AL DÓLAR?

De hecho, el billete verde ha retrocedido ante todos sus rivales y sólo deja ganancias este viernes ante divisas como el won coreano. Además de Draghi, los gobernadores del Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés), Mark Carney, y del Banco de Canadá (BoC), Steven Poloz, han sido mucho menos ambiguos que el presidente del BCE en sus mensajes al mercado y han dejado claro que las subidas de tipos están cerca. Y este movimiento casi al unísono de parte de los principales bancos centrales ha pesado en el dólar, que ha caído a mínimos de cinco semanas contra la libra, que se mantiene alrededor de los 1,30 dólares y de casi cinco meses contra el dólar canadiense, que se cambia por debajo de las 1,30 unidades contra el dólar.

El índice dólar ha profundizado en sus caídas hasta los 95,549 puntos, de camino a rubricar un declive de un 1,8% esta semana, habiendo cedido en todas las sesiones menos en una. Ha bajado un 1,4% en el mes y un 4,8% en el trimestre.

La moneda estadounidense ha cedido terreno, incluso contra el yen, divisa que se está mostrando debilitada contra otros rivales, ya que el Banco de Japón (BoJ por sus siglas en inglés) no se ha unido a los 'halcones' del resto de bancos centrales. El yen se cambia por debajo de las 112,00 unidades por dólar, aunque contra el euro continúa magullado, en mínimos de casi 15 meses.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon