Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El euro extiende su debilidad presionado por la escena política y Grecia

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 08/02/2017 Noemí Jansana

El euro está sufriendo la dentellada de la incertidumbre que domina la escena política en Europa, con los inversores deshaciéndose de sus posiciones alcistas en la 'moneda única' contra el dólar que llevaron a la divisa europea a un máximo de casi dos meses contra el ‘billete verde' en el arranque de febrero, en los 1,0820 dólares. La divisa ha caído a mínimos no vistos en dos semanas y las ventas amenazan con poner bajo asedio la barrera de los 1,06 dólares.

Los recientes mínimos por debajo de los 1,0650 dólares evidencian que las noticias procedentes de la escena política están ahuyentando a los operadores. Por si el peligro de la alt-right (extrema derecha) que podría asaltar el Elíseo francés en las elecciones galas de la primavera y colocarse en el parlamento holandés no estremeciera suficientemente a los inversores, Grecia ha venido a unirse a la fiesta. El Fondo Monetario Internacional ha señalado que la deuda griega es “insostenible” para el organismo, por lo que insiste en la necesidad de un mayor alivio de la misma. Por esto, la participación del organismo en un tercer rescate de Grecia no está decidido.

Las finanzas de Grecia han hecho su reaparición en las primeras páginas de de los periódicos por las fricciones entre la Unión Europea (UE) y el FMI, que amenazan con reabrir viejas heridas después que el jefe del eurogrupo Jeroen Dijsselbloem criticara al FMI por ser excesivamente pesimista sobre las perspectivas de Grecia. Dijsselbloem, en cambio, señaló que Grecia estaba haciendo buenos progresos. “Son muy malos momentos para que se dé un nuevo estallido de la sempiterna crisis griega debido a la proximidad de las elecciones en Holanda, Francia y Alemania, y al pago de la deuda de 7 mil millones de euros que se tiene que efectuar en julio”, señala Michael Hewson, analista de CMC Markets.

La situación de cara a las elecciones galas, que se libran en dos vueltas el 23 de abril y el 7 de mayo, añade más leña al fuego en el que se cocina el sentimiento pesimista hacia el euro. El candidato de Los Republicanos, Francois Fillon, se ha visto obligado a lidiar con un escándalo de corrupción que lo ha colocado a la cola de las encuestas. Sin embargo, las opciones de la presidenta del Frente Nacional, Marine Le Pen, no han hecho más que aumentar, según los sondeos. La amenaza de Le Pen se irá incrementando si se confirman sus opciones de disputar la presidencia gala, más teniendo en cuenta que se ha reafirmado en su intención de sacar a Francia del euro.

Todos estos motivos mantendrán a la moneda subyugada y, desde un punto de vista técnico, la pérdida del soporte de los 1,0720 abre la posibilidad de que el euro/dólar se deslice hasta la media móvil de 50 sesiones, en los 1,0580 dólares”, indica Hewson.

Contra otros cruces, el euro ha caído hasta mínimos del 5 de diciembre en su cambio con el yen, en las 119,545 unidades, contra la libra las caídas son menores y ha cedido hasta mínimos de principios de febrero. En su cambio contra el franco suizo, la caída es hasta niveles no vistos en dos semanas, cerca de los 1,06600 francos suizos.

GANANCIAS LIMITADAS DEL DÓLAR

© Proporcionado por Bolsamanía

El ‘billete verde' también tiene su propia ración de impacto político, encarnado en los persistentes miedos hacia el proteccionismo de Donald Trump. Para Kathy Lien, fundadora de BK Asset Management, esta situación mantendrá a los participantes en el mercado muy preocupados.

Sin embargo, el dólar mostró un tono positivo durante la sesión del martes y reconquistó el nivel de los 112 yenes. El movimiento llegaba después de que el presidente de la Fed de Philadelphia, Patrick Harker, comentara que apoyaría una subida de intereses en la reunión de marzo y que esta posibilidad "está sobre la mesa", aunque añadió que en cualquier reunión de la Fed se pueden subir los intereses. El banquero central señaló que su previsión es que la Fed suba tres veces los tipos en 2017. "Poco le duró al dólar el impacto de estos comentarios", indica Lien, para quien la política seguirá dominando la operativa de de la divisa.

Así, la moneda de EEUU ha retrocedido, en especial en su cruce contra la libra que ha recuperado la barrera de los 1,2500 dólares, después de los mínimos del cable (libra/dólar) de la sesión del martes, por debajo de los 1,2350. La moneda británica ha recibido su impulso de los comentarios optimistas desde el Banco de Inglaterra. El miembro del comité de política monetaria de la entidad (MPC por sus siglas en inglés) Kristin Forbes ha señalado que podría votar a favor de subir los tipos, debido a la evolución de la inflación en el país.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon