Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El euro marca su mínimo anual entre las dudas que envuelven a Italia

Bolsamanía Bolsamanía 24/11/2016 Bolsamanía

El euro cae cerca del 1% y roza sus mínimos de las últimas 52 semanas, marcados el pasado 3 de diciembre de 2015 en 1,0525 dólares. La divisa europea cae un 0,8% frente al 'billete verde', hasta 1,0542 en estos momentos, tras marcar un mínimo intradía y también en lo que va de 2016 en 1,0527.

© Proporcionado por Bolsamanía

De este modo, la divisa europea acentúa la debilidad que le acompaña desde el triunfo electoral de Donal Trump. Aunque en la misma noche electoral se acercó a los 1,13 dólares, desde la mañana posterior pasó a ceder terreno contra el 'billete verde' por las expectativas inflacionistas generadas por el republicano.

Junto a la fortaleza del dólar, el euro también está sufriendo las dudas que envuelven al referéndum de Italia. El riesgo de que el primer ministro, Matteo Renzi, no vea respaldados sus cambios constitucionales y de que su derrota ponga en cuestión la continuidad italiana en el euro pasan factura a la 'moneda única'.

De hecho, esta mezcla ha reactivado las apuestas por la paridad entre ambas monedas. Los expertos de Goldman Sachs prevén que el dólar alcance la paridad contra el euro en 2017, debido a su previsión de que la Reserva Federal (Fed) emprenderá un ciclo de endurecimiento monetario más agresivo de lo anticipado, después de la victoria de Donald Trump en las elecciones de EEUU. “Nuestra previsión a 12 meses de la paridad con el euro y el precio de 115 yenes contra la divisa nipona, se refuerza ante la confirmación de la tendencia alcista del dólar”, aseguran desde el banco americano.

Desde Ebury, firma especializada en divisas, prevén que el euro/dólar llegue al nivel de 1,04 dólares a finales de 2016, para alcanzar el empate entre la moneda única y el dólar a lo largo del primer trimestre de 2017. “Una de las promesas de Trump es que se vea un aumento significativo en el estímulo fiscal en los EE.UU. el próximo año, y el efecto a corto plazo sobre el crecimiento probablemente será positivo y debería compensar gran parte de los efectos negativos de sus restricciones comerciales a las exportaciones de EE.UU., que representan menos del 15% del PIB estadounidense”, explica Ebury en un reciente informe.

Por otra parte, la expectativa de que el Banco Central Europeo (BCE) prolongue sus estímulos monetarios más allás de marzo de 2017 en su próxima reunión de diciembre también es un catalizador para la debilidad de la divisa europea frente a la divisa estadounidense. Mientras el BCE tiene previsto mantener los tipos de interés en los niveles actuales tiempo después de terminar su programa de compra de activos, la Fed elevará los tipos en EEUU en su próxima reunión del 14 de diciembre, según descuenta el mercado al 93%.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon