Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El euro revierte sus pérdidas tras desplomarse hasta un mínimo de 20 meses contra el dólar

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 05/12/2016 Noemí Jansana
© Proporcionado por Bolsamanía

La reacción del euro a la decisión de los italianos de no apoyar la reforma de la Constitución impulsada por el primer ministro italiano, Matteo Renzi, no se ha hecho esperar. La ‘moneda única' ha abierto la semana alrededor de los 1,0645 dólares y se ha desplomado un 1,4%, hasta los 1,0505 dólares, marcando un nuevo mínimo de 20 meses, tras conocerse la noticia de la dimisión de Renzi. Horas después, el euro ha recuperado todo el terreno cedido.

Por ahora, el máximo en la sesión lo ha marcado por encima de los 1,0660, borrando las pérdidas de la pasada madrugada, en un claro movimiento de "reversal' en toda regla", comenta José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía. Sin embargo, que la moneda europea haya alcanzado su nivel más bajo desde marzo de 2015 deja el importante soporte en los 1,0457 dólares claramente expuesto, después de que en la sesión asiática del 5 de diciembre, haya protagonizado su declive más pronunciado en una sesión desde el pasado mes de junio.

Desde el punto de vista del análisis técnico, existe un importante soporte que está actuando por el momento como apoyo en los 1,05 (como cifra redonda). "Con todo y con eso la clave de verdad está en los mínimos de 2015 en los 1,04610", expone Rodríguez.

"Sólo si perforara este soporte apostaríamos por un movimiento en busca de la paridad, como mínimo. Pero mientras tanto lo que tenemos es una clara zona de soporte que va desde los 1,04610 hasta los 1,0520 y mientras no se perfore cabe seguir apostando por un rebote que al menos sirva para corregir los importantes niveles de "sobreventa" actuales", asegura el experto.

Lo que queda claro es que el euro está aguantando bien los envites de la incertidumbre política, pero le pregunta en la mente de los analistas ahora es "hasta cuándo". "Será muy difícil encontrar compradores en niveles por encima de donde se encuentra ahora", asegura Neil Wilson, analista de ETX Capital.

EURUSD © Proporcionado por Bolsamanía EURUSD

Sin embargo, esta no ha sido la depreciación más aguda que ha dejado el euro. La divisa ha sufrido lo suyo contra el yen, cediendo un 2,1% hasta los 118,71 yenes, pero, después, no sólo ha recuperado el terreno cedido, sino que se alza casi un 3% por encima del nivel de los 121,500 yenes. La reacción ha sido notablemente más moderada contra la libra, con la ‘moneda única' depreciándose hasta las 0,8300 libras, un movimiento de apenas un 0,5% desde la apertura, que también se ha borrado, con ganancias del euro hasta las 0,8380 libras.

El índice del dólar -que mide el desempeño de esta divisa contra una cesta de seis rivales- ha avanzado un 0,7% en la sesión, hasta los 101,49 dólares.

¿NUEVAS ELECCIONES?

La serie de acontecimientos que se pueden desencadenar en el país transalpino después de la dimisión del primer ministro italiano, que se hará efectiva esta misma tarde, provoca que Bruselas contenga la respiración y amenaza la integridad misma de la zona euro y de la 'moneda única'. La incógnita está ahora en saber si el presidente de la República, Sergio Mattarella convocará elecciones en Italia que podrían ganar los partidos antieuropeístas del país, con el Movimiento Cinco Estrellas a la cabeza.

Los italianos han decidido que no quieren terminar con el 'perfecto bicameralismo' de su sistema político y Congreso y Senado seguirán teniendo el mismo poder. Éste era uno de los cambios que las reformas impulsadas por Renzi pretendían instaurar. Lo que no se esperaba es que la participación, de casi el 70% (69,30%) fuera tan alta (la más elevada de la historia en una votación de estas características). Los expertos de Barclays ya advertían la semana pasada que, de registrarse una participación superior al 40%, Matteo Renzi dimitiría y además el presidente de la República, Sergio Matterella, aceptaría su dimisión y designaría a otro primer ministro, probablemente Pier Carlo Padoan, actual ministro de Economía y Finanzas, o Pietro Grasso, presidente del Senado.

Analistas de Danske Bank creen ahora que la reacción de los inversores dependerá en gran medida “de la senda política que el país adopte después de que Renzi pierda la votación”. Otros expertos consultados opinan que Matterella formará un gobierno de coalición para ganar tiempo hasta las elecciones previstas en 2018 y logrará que la calma vuelva al país y mandará un balón de oxígeno al débil sistema bancario del país.

Pero no se puede descartar el escenario de que los italianos acudan nuevamente a las urnas en la primavera o verano de 2017. En este caso, el humorista Beppe Grillo y su movimiento anti-europeísta lo tienen todo a favor para hacerse con el poder en la tercera potencia de la zona euro. La promesa de un referéndum sobre la permanencia del país en la 'moneda única' está sobre la mesa, con la probabilidad de que se acabe en 'Italexit' (la salida de Italia de la zona euro). Un acontecimiento que supondría "la muerte misma de la moneda única", tal y como escribió el columnista de Forbes, John Mauldin.

Más en MSN:

-Matteo Renzi anuncia su dimisión tras su derrota en el referéndum

-El euro se desploma tras la dimisión de Renzi

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon