Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El euro roza los máximos anuales antes de la Fed

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 14/06/2017 Noemí Jansana

Todas las miradas están puestas este miércoles sobre la Reserva Federal de los EEUU (Fed) y sobre la reacción del dólar tras el esperado anuncio de subida de tipos por parte del banco central. Pero las claves de la cita, más allá de llevar a cabo el segundo incremento de tasas de este 2017, están en las proyecciones económicas del banco central y en el posible anuncio de qué pasos seguirá la Fed para reducir su balance de 4,5 billones de dólares. Lo que sí es seguro es que se espera gran volatilidad en el mercado de las divisas y que el dólar rompa el rango en el que se encuentra encapsulado desde hace un par de semanas entre las 1,1165 y las 1,1285 unidades.

Pero en las horas previas al anuncio, lo que se puede esperar, según apunta Kathy Lien, fundadora de BK Asset Management, es que “nadie compre dólares”. De hecho, el ‘billete verde' opera con caídas contra todos sus rivales. El euro se aprecia más de un 0,5% y se ha disparado hasta niveles apenas un 0,1% por debajo de los recientes máximos y el yen se mantiene por debajo de las 109,500 unidades, avanzando un 0,7% en la jornada, “preparado para romper también el rango de las 109,500 y las 110,500 unidades por cada dólar”, señala Lien.

Los grandes ganadores de la falta de apetito del mercado por la divisa estadounidense son el dólar canadiense, que sigue en máximos de más de tres meses y la libra, que recupera un 1,8% desde los mínimos semanales y se negocia por encima de los 1,2800 dólares. La moneda de Reino Unido ha logrado remontar apuntalada por los datos del IPC del mes de mayo, del 2,9%, y por la perspectiva de que la primera ministra británica, Theresa May, reconsidere sus planes para el Brexit duro y busque un consenso entre los líderes de las diferentes formaciones políticas y empresarios del país.

En un discurso ante el Parlamento británico, May ha llamado a acabar con la disyuntiva de "Brexit duro y Brexit suave". "Este lenguaje es equivocado. Necesitamos una salida buena y limpia que minimice las perturbaciones y maximice las oportunidades", ha sostenido. La premier también ha ratificado después de una reunión con el presidente francés, Emmanuel Macron en París, que comenzarán "la próxima semana", una vez que se ha estabilizado la situación política en el país.

Desde el punto de vista del análisis técnico, Michael Hewson, analista de CMC Markets señala que la divisa parece haber hallado soporte “justo por encima de las medias móviles de 100 y 200 días, en los 1,2635 dólares”. “Es necesario confirmar el movimiento por encima de los 1,2750 dólares para confirmar la estabilización de la divisa”, señala el experto de CMC Markets.

© Proporcionado por Bolsamanía

¿Y SI LA FED NO SUBE TIPOS?

De vuelta al tema del día y contra la corriente general, los expertos de Danske Bank se descuelgan de la subida de tipos ampliamente predicha y creen que el supervisor monetario la pospondrá hasta julio. Creen que la Fed es demasiado dependiente en estos momentos de los datos macro y “preferirá esperar al menos una reunión más para confirmar que la debilidad es sólo momentánea”. No obstante, los expertos del banco de inversión danés admiten que “la presión sobre el banco central es masiva”, pero en lugar de un anuncio de incremento de tasas, consideran los analistas de Danske Bank que, en cambio, “se producirá un gran anuncio sobre cómo procederá la entidad presidida por Janet Yellen hacia la reducción de su balance”.

En cambio, Lien asegura que la subida de tipos es “una cuestión de credibilidad”. Además, la analista de BK Asset Management expone que desde la última reunión de la Fed ha habido más mejora que deterioro en la economía de los EEUU, aunque es imposible olvidar la decepción del último dato de empleo, cuando sólo se añadieron 135.000 nuevos puestos de trabajo, recuerda la experta.

Lien indica que a sólo seis meses de la reunión de diciembre, creemos que es demasiado pronto para que se retire la posibilidad de una nueva subida en 2017. “La credibilidad del banco central sufriría un gran impacto si cambiaran la guía de los mercados ahora para variarla de nuevo poco después a medida que los datos mejoraran”. “Así, mientras esperamos que Yellen reconozca la tendencia descendente de la inflación y la debilidad de los datos, también proporcionará detalles sobre la reducción del balance”, asegura la analista.

Eso sí, La experta señala que “si el tono de Yellen fue cauteloso en marzo, va a serlo más en junio y es por eso que creemos que a menos que sea abrumadoramente agresiva, manteniendo la puerta abierta a otro aumento en septiembre, no habrá rally en el dólar”.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon