Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El euro se mantiene en mínimos de un mes, presionado por los riesgos políticos en Europa

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 10/04/2017 Noemí Jansana

Después de mantener un estrecho rango de apenas un 0,6% durante toda la semana pasada en su operativa contra el dólar, el euro por fin se definió a la baja el pasado viernes, cayendo a un mínimos de un mes, hasta recalar en el soporte que presenta en el entorno de los 1,0575-1,0580 dólares. Las tensiones geopolíticas pesan entre los inversores en la divisa del 'Viejo Continente', que extreman su cautela después de los últimos ataques terroristas y de las recientes encuestas de la elecciones francesas que muestran un empate técnico en la primera vuelta de los comicios entre los dos favoritos. La candidata del Frente Nacional Marine Le Pen ha estrechado el margen con el centrista Emmanuel Macron, a menos de dos semanas para que los franceses elijan su próximo presidente.

Las reciente debilidad del euro, que ha cedido hasta los 1,0570, “poco tiene que ver con los datos macroeconómicos en Europa, ya que tanto la actividad industrial como la balanza comercial mejoraron en febrero, sin embargo, los continuados ataques terroristas ponen a los inversores nerviosos acerca de las opciones de Le Pen”, señala Kathy Lien, fundadora de BK Asset Management. Además, según los datos del posicionamiento de los especuladores del mercado de las divisas, publicados por la Commodity Futures Trading Commission (CFTC por sus siglas en inglés), las posiciones netas cortas en euros se han incrementado hasta las 11.400 en la primera semana de abril, después de haberse desplomado por debajo de las 8.000 en la última semana de marzo, debido también a que las posiciones largas se han visto recortadas más rápidamente que los cortos.

La ‘moneda única' ha seguido deslizándose y pone bajo presión el soporte de corto plazo que se obtiene uniendo los últimos mínimos crecientes. “Aunque en realidad el soporte de verdad lo tenemos en los 1,0490, el último mínimo de reacción”, apunta José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamania.

“Los niveles de 'sobreventa' son muy altos y se puede decir que en condiciones normales lo lógico sería que desde aquí, poco a poco, comenzara a recuperar posiciones. Eso sí, cualquier rebote de corto plazo pasa porque se respete los 1,0490. Perforar este soporte (en cierres) sería la antesala de una visita a los mínimos anuales (1,03394)”, avisa el experto.

© Proporcionado por Bolsamanía

EL DÓLAR RECIBE IMPULSO

Al declive del euro ha contribuido la reciente fortaleza del dólar, que ha marcado un máximo de tres semanas durante la pasada madrugada en el índice que mide su desempeño contra una cesta de seis divisas rivales, hasta los 101.340 puntos. El ‘billete verde' también se ha disparado contra el yen y ha ganando terreno desde los mínimos del pasado viernes, muy cerca de los 110,00 yenes. La moneda nipona ha cedido un 1,5% desde su reciente récord contra la divisa de EEUU y cae hasta su peor precio en más de una semana, en os 111,600 yenes.

Un cóctel entre datos macroeconómicos, declaraciones de miembros de la Reserva Federal de EEUU (Fed) y el buen desenlace de la reunión entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, han favorecido al dólar. El presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, ha asegurado que el banco central sólo se pausará momentáneamente en sus subidas de tipos, reforzado la idea de que la Fed se compromete con los incrementos de tasas programados para este año.

Por otra parte, a pesar del traspiés de la moneda estadounidense después de que el informe de empleo de EEUU mostrara que la creación de empleo en el mes de marzo se ralentizó por el mal tiempo, el buen porcentaje de la tasa de paro, el mejor en una década, que cayó hasta el 4,5% -en línea con los objetivos de la Fed-, ofreció una excusa a los alcistas en la divisa para abrazar las compras. Por último, el buen tono exhibido por Trump y Xi después de su cumbre de dos días, también tranquilizó a los inversores.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon