Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El euro sigue pendiente de Deutsche Bank, pero con un ojo puesto en los tipos de interés y el Brexit

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 03/10/2016 Noemí Jansana

El comportamiento que está exhibiendo el euro, en medio de los vaivenes de las bolsas originados por los miedos en torno a Deutsche Bank, manda un mensaje muy claro a los operadores: si Europa estuviera viviendo realmente un momento parecido a la crisis de Lehman Brothers, la moneda única se estaría cambiando ya a 1,10 dólares, como poco.

Y aunque expertos consultados afirman que los problemas de la entidad alemana persistirán y será el tema que recorrerá los mercados en este inicio de semana, el euro se mantendrá encapsulado en el rango que demarcan los 1,1100 dólares y los 1,1300 dólares. Estos niveles “han limitado la acción del precio con una única excepción en todo el mes de septiembre”, indican los expertos de BBH, quienes, sin embargo, creen que hay potencial de subida porque “esta acción del precio es constructiva”.

“El euro debería estar operando a la baja, pero está aguantando de forma sorprendente bien el envite, si tenemos en cuenta todos los riesgos”, señala Kathy Lien, fundador de BK Asset Management. La experta en el mercado de las divisas cree que hay dos factores en juego que explican el comportamiento de la moneda europea. “En primer lugar, la aversión al riesgo mantiene altas las ventas del dólar de EEUU frente a sus principales rivales como el euro, la libra esterlina o los dólares de Australia y Nueva Zelanda”. Por otra parte, “el rendimiento de los bonos de Alemania está subiendo y el de los bonos del Tesoro de Estados Unidos está bajando”, indica Lien, quien, además, insiste en que “gran parte de los inversores sigue creyendo que el Deutsche Bank es demasiado grande para quebrar”.

Dicho esto, la analista advierte que si “el problema escala, veremos al euro operar en los 1,10, fácilmente”. El aspecto técnico del par corrobora, según explica Michael Hewson, analista de CMC Markets, que “si se quiebra la parte baja del canal, el Euro/Dólar se precipitará rápidamente hasta un 2%”, en busca de la línea de soporte de siete meses que se apoya en los 1,0993 dólares. Después, aguardan los mínimos de junio y julio en 1,0952/12 dólares.

Gráfico del Euro/Dólar

Euro/USD © Proporcionado por Bolsamanía Euro/USD

OTROS FACTORES QUE PESAN EN EL EURO

En cualquier caso, aunque la crisis de Deutsche Bank ha traído nuevas cotas de volatilidad al mercado de las divisas, en un cierre de mes que debía ser tranquilo, hay otros muchos factores en juego que podrían afectar a la moneda única. La amenaza de deflación en la zona comunitaria, el bajo crecimiento, que conlleva en algunos países, altas tasas de desempleo, y por último la disparidad económica de cada una de las economías que lo componen, con extremos entre Grecia y Alemania, o entre Italia y Holanda, sin mencionar a España, Francia y Portugal, con elevados ratios de deuda.

Fernando Piqueras, operador del equipo de docentes de MolFx, destaca otros tres elementos que pesan en el comportamiento del euro. El primero y más urgente, pasa por su política de tasas 0 que llevó a numerosas instituciones bancarias a no recuperarse del varapalo de la crisis del 2008, entre las que se destaca, precisamente, Deutsche Bank, nada más ni nada menos, que como lo llaman algunos, 'el pulmón' del euro”.

El segundo factor, no menos importante, son las negociaciones sobre el Brexit, regulaciones bancarias y comerciales, de uno y otro lado del canal de la mancha, que tienen como catalizador la tasa de cambio entre el euro y la libra”, explica Piqueras. “El tercer factor, es la potencial subida de tasas americanas, tema recurrente, que por serlo, parece descontado en los precios… ¿lo estará?”, indica el experto.

Desde MolFX, Piqueras ofrece algunas estrategias para operar el euro contra sus principales cruces. “La dificultad que presente el euro en su cotización frente al dólar, la cual ha cambiado su comportamiento en los últimos tiempos, hace modificar su forma de operar, y tener cautela mayor a la habitual”, avisa el experto. Y añade: “Se recomienda la toma de decisiones en la paridad a partir de las herramientas técnicas, y con operaciones intradía, asumiendo una prolongación del movimiento dentro del rango actual entre 1,0950 a 1,1320”.

EL EURO/LIBRA, EL EURO/YEN Y EL EURO/CHF

Por el contrario, en su cruce con la libra, es probable que se encuentre cerca de finalizar su ascenso, indica Piqueras. “El nivel de precio actual en 0,865 libras, es muy fuerte, y si bien podría llegar a superarla intentando alcanzar el nivel de 0,882 libras, nos posicionamos bajistas en el par”. “Los pares cruzados son muy rápidos y volátiles en cortos periodos de tiempo, pero cuando toman una tendencia, esta suele mantenerse por largo periodo de tiempo”, explica el experto.

El Euro/Yen parece estar finalizando una prolongada tendencia bajista, “habiendo alcanzado los 110,460 yenes que constituye un soporte importante”, señala el operador de MolFX. “Tras el agotamiento, y lateralización, se incrementan las probabilidades de giro al alza, en principio hasta los 116,073 yenes, y superado este precio, un euro cambiándose en los 120,836 yenes se ve como objetivo próximo muy probable”, asegura Piqueras.

Por ultimo, en el par Euro/Franco suizo “se puede ver un claro rango que ha ido disminuyendo en las últimas semanas. De moverse en un amplio 4%, pasó a hacerlo en un 2% entre 1,0800 a 1,1000 francos suizos. “Tras rebotar la semana pasada en 1,0810 francos suizos, vuelve a dirigirse al norte hacia su margen superior. Con precaución, y zonas de objetivo y resguardo mantiene oportunidades de compra en zonas de sobre venta, y venta en zonas de sobre compra”, comenta el operador de MolFX.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon