Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El euro y el dólar presionados por Francia y las tensiones en Corea del Norte

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 11/04/2017 Noemí Jansana

El nerviosismo de los inversores ante las elecciones en Francia, cuya primera vuelta se celebra el 23 de abril, se está dejando notar en el precio del euro. La debilidad de la moneda única ante el dólar podría incrementarse en los próximos días y, según apuntan la mayoría de analistas, el euro/dólar podría deslizarse hasta los 1,05 dólares de manera inminente, aunque por el momento, rebota por encima de los 1,06 dólares. El ‘billete verde', no obstante, también está sufriendo lo suyo ante otros rivales, especialmente el yen, mientras escala la tensión entre EEUU y Corea del Norte. Otras divisas, como la libra, también le plantan cara al dólar.

“El euro debería haber rebotado contra el dólar después de las declaraciones de la presidente de la Reserva Federal de EEUU, Janet Yellen, que no ofrecieron ninguna ayuda a la divisa”, señala Kathy Lien, fundadora de BK Asset Management. Yellen reconoció que los mercados domésticos avanzan a buen ritmo, igual que la economía en términos globales, pero mostró su preocupación sobre la falta de brillo del PIB debido al desempeño del mercado laboral, “con esto en mente, la presidente de la Fed sigue pensando que una gradual subida de tipos es lo más apropiado”, señala Lien.

Además, las crecientes tensiones entre EEUU y Corea del Norte, por un lado, y con Rusia, por otro, también han mantenido a la divisa norteamericana bajo presión. La aversión al riesgo entre los inversores ha dado alas al yen, aunque su operativa sigue confinada en el rango de los 111,500 y los 110,500 yenes contra el dólar. El último episodio entre Washington y Pyongyang se la librado esta madrugada, después de que la nueva administración republicana haya avisado al régimen de Kim Jong-un acerca de sus constantes pruebas militares y haya decidido enviar un un grupo de ataque de portaaviones, encabezado por el 'USS Carl Vinson', a la península de Corea, Pyongyang ha respondido a EEUU que el país está listo para responder a “todo tipo de guerra” con Washington.

Además, China y Corea del Sur han acordado la imposición de nuevas sanciones a Corea del Norte si lleva a cabo nuevas pruebas armamentísticas con misiles nucleares de largo alcance. El won coreano, por su parte, también sufre la huída de los compradores y sigue extendiendo sus pérdidas por sexto día consecutivo. La divisa ha cedido otro 0,4% y sigue en niveles no vistos desde el pasado 15 de marzo contra el dólar.

De hecho, la debilidad de la divisa estadounidense también es patente contra la libra. La moneda británica ha logrado recuperarse, una vez más, desde niveles cercanos a los 1,2360 dólares y se ha apreciado hasta un máximo en la jornada en los 1,2445 dólares. Varias citas económicas se publican esta jornada en Reino Unido, con el cable (libra/dólar) muy pendiente de los datos de los precios de producción y de consumo, cuyo incremento “validaría el sesgo alcista del Banco de Inglaterra (BoE) y daría impulso a la libra”, expresa Lien. De hecho, la tasa de inflación se ha mantenido en el 2,3% por segundo mes consecutivo, por encima del objetivo del BoE.

CUIDADO CON FRANCIA

En cualquier caso, la debilidad del dólar ante otros rivales no hace más que evidenciar la presión a la que el mercado somete al euro. Varios expertos han alertado de la excesiva complacencia con la que los mercados estaban afrontando las elecciones galas y de que cualquier variación en las encuestas podía provocar ventas en la ‘moneda compartida'. Recientes sondeos muestran un empate técnico entre los dos favoritos para pasar a la segunda vuelta del 7 de mayo, la candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen, y el centrista Emmanuel Macron.

Además está el factor Jean-Luc Melenchon. El candidato de izquierdas ha subido seis puntos en las últimas semanas y hace temer a los mercados que robe votos a Macron, algo que solamente beneficiaría a Le Pen. Expertos de Berenberg avisan que la carrera hacia el Elíseo sigue muy viva, a pesar de que sólo dan un 10% de posibilidades a Le Pen de hacerse con la presidencia de la república en segunda vuelta en mayo.

Sin embargo, el euro cotizaba, hasta hace pocos días sin descontar el impacto del resultado de los comicios galos y los inversores están empezando a exhibir su cautela. Además, según los datos del posicionamiento de los especuladores del mercado de las divisas, publicados por la Commodity Futures Trading Commission (CFTC por sus siglas en inglés), las posiciones netas cortas en euros se han incrementado hasta las 11.400 en la primera semana de abril, después de haberse desplomado por debajo de las 8.000 en la última semana de marzo, debido también a que las posiciones largas se han visto recortadas más rápidamente que los cortos.

Por estos motivos, y desde el punto de vista del análisis técnico, el euro recalará en el siguiente soporte, ubicado en los 1,0490 dólares. “Los niveles de 'sobreventa' son muy altos y se puede decir que en condiciones normales lo lógico sería que desde aquí, poco a poco, comenzara a recuperar posiciones”, avisa José María Rodríguez, analista de Bolsamanía. “Eso sí, cualquier rebote de corto plazo pasa porque se respete los 1,0490. Perforar este soporte (en cierres) sería la antesala de una visita a los mínimos anuales (1,03394)”, avisa el experto.

© Proporcionado por Bolsamanía © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon