Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El ex gobernador del Banco de España contra el PP: 'Aterrorizó a los mercados'

Bolsamanía Bolsamanía 26/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el que fuera gobernador del Banco de España entre 2006 y 2012, ha roto su silencio con el libro 'Economistas, políticos y otros animales' en el que habla, entre otras cosas, del crítico momento que vivió nuestro país con el rescate a los bancos y defiende que este rescate podría haberse evitado de no ser por el Partido Popular.Según Ordóñez, el PP generó una enorme pérdida de confianza por su falta de experiencia en la gestión de crisis y el desprecio a los órganos supervisores, en particular el Banco de España, informa El País. No en vano, la imagen del Banco de España sufrió un importante revés con toda esta situación ya que fueron muchos los que interpretaron que el organismo no había hecho lo suficiente ni para solvertarla pero, sobre todo, para evitarla.En opinión del ex gobernador del Banco de España, el Gobierno de Mariano Rajoy, con Luis de Guindos como ministro de Economía y Finanzas, magnificó el problema del sector bancario español para criticar al Ejecutivo anteriorEn opinión del ex gobernador del Banco de España, el Gobierno de Mariano Rajoy, con Luis de Guindos como ministro de Economía y Finanzas, magnificó el problema del sector bancario español para criticar al Ejecutivo anterior y justificar el "carácter salvador" del nuevo Gobierno. Lo que consiguió, sin embargo, fue aterrar a los inversores y hacer que el rescate se convirtiera en algo inevitable.MORDIÉNDOSE LA LENGUAFernández Ordóñez, en una entrevista con El País, reconoce que se ha estado "mordiendo la lengua" y que, ante la crisis de Bankia, pidió al Congreso hablar y "sólo me dejaron cuando ya no era gobernador". Frente a su silencio, critica cómo el PP habló más de la cuenta en su momento. "Hay cosas que no hay que decir (como cuando Luis de Guindos dijo al Financial Times que la banca necesitaba provisionar 50.000 millones, algo que el propio Banco de España había dicho al ministro), sino hacer, sobre todo si denigran la imagen de un país en un momento muy delicado. El nuevo Gobierno magnificó el déficit anterior, lanzó la idea de que España era como Grecia, cuando no lo era. Se retrasó el presupuesto, los rating se hundieron, la prima de riesgo se disparó y a eso se unió la torpe gestión de la crisis de Bankia".El ex gobernador del Banco de España insiste en que la crisis de Bankia y la de los bancos en general se podía haber solucionado dentro del país de una forma discreta. En su lugar, recalca, "se quiso pintar tan mal que los inversores de fuera se atemorizaron"."Es que cómo aterrorizaron a los mercados fue tremendo, porque pasamos de una sospecha generalizada sobre los bancos europeos a una sospecha concreta y en primera línea sobre la banca española. Fue pasar de decir que tenemos el mejor sistema financiero del mundo, que sería discutible, pero no hacía daño, a tener algunas declaraciones mandando mensajes de que nos han dejado el peor sistema financiero del mundo", reitera Ordóñez.El nuevo Gobierno magnificó el déficit anterior, lanzó la idea de que España era como Grecia, cuando no lo era, recalca Fernández OrdóñezUNA IMAGEN DAÑADAMiguel Ángel Fernández Ordóñez reconoce que la imagen del Banco de España salió dañada de toda esta situación por su supuesta inacción pero recalca que sí se tomaron medidas desde el organismo. "Luis Ángel Rojo (ex gobernador) introdujo las provisiones dinámicas, anticíclicas, una filosofía que se ha seguido ahora en todo el mundo. Y también se obligó a incluir en los balances las titulizaciones". Aun así, Fernández Ordóñez quiere dejar claro que en nuestro país la tutela de las cajas de ahorro estaba en manos de las comunidades autonómas, "no la tutela de supervisión, que seguía estando en el Banco de España, pero sí la de nombramientos, sueldos, etc. Todo eso estaba enormemente politizado. Una de las cosas que hemos aprendido de la crisis es que la mezcla de política y entidades de crédito es tóxica".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon