Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El fútbol como inversión: la capacidad de la Eurocopa 2016 para generar dinero

Bolsamanía Bolsamanía 13/06/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

La Eurocopa 2016 está en marcha desde el viernes hasta el próximo 10 de junio. El fútbol vuelve a acaparar la atención de la mayor parte del viejo continente, y se reivindica como el deporte más popular del mundo. Los expertos consideran que es un 'lujo accesible' para la clase media, muy atractivo para las grandes marcas. De hecho, los patrocinadores aumentan sus presupuestos para ello.

La capacidad de llegar a todos los lugares del mundo, a personas de distinta raza, religión, y la facilidad para ser practicado, convierten al fútbol no sólo en el deporte más popular del mundo, sino en un elemento importante para la inversión. Así lo explican desde Julius Baer el jefe de análisis de renta variable, Patrik Lang, y el analista de bolsa Bence Boldvai.

“El fútbol no sólo une a miles de millones de personas de todo el planeta, sino que es uno de los mecanismos más poderosos de publicidad gracias a su alcance”, escriben en un análisis, aprovechando el desarrollo de la Eurocopa, en la que debuta este viernes España contra República Checa (15:00 horas, te lo contamos en Bolsamanía).

La Eurocopa, junto a los Mundiales que organiza FIFA y los Juegos Olímpicos, “es uno de los tres principales eventos deportivos del mundo”. Además, “es uno de los eventos más seguidos en Europa, atrayendo el interés de los aficionados al fútbol y al mundo de los negocios por igual. Mientras que para muchos es pura diversión e incluso una forma de vida, para otros es una pura oportunidad de negocio”.

Prueba de esta importancia como vehículo para invertir son los datos de audiencia que recopilan los expertos de Julius Baer. La Eurocopa 2012 organizada de forma conjunta por Polonia y Ucrania obtuvo una audiencia acumulada de alrededor de 1.900 millones, en torno a una cuarta parte de la población mundial. La final, que disputaron España e Italia, congregó a casi 300 millones de espectadores frente a la televisión, más aún que los 237 millones de 2008, cuando la final la disputaron también España y en este caso contra Alemania. "El mismo fenómeno (de crecimiento) puede observarse cuando nos fijamos en la asistencia a los estadios y su evolución en el tiempo", agregan.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon