Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El famoso crítico de cine, Carlos Boyero, abandona El País

Bolsamanía Bolsamanía 11/09/2016 Bolsamanía

El crítico de cine ha puesto punto y final a su etapa en El País después de firmar todos los fines de semana las críticas de los filmes que se estrenaban semanalmente. Lo ha hecho a través de su último escrito para este diario.

El Grupo Prisa sigue despidiéndose de varios pesos pesados de sus últimos años. Si hace unos meses era Ignacio Escolar el que abandonaba los micrófonos de la SER, al igual que José Ramón de la Morena que encaraba una nueva etapa en Onda Cero con su 'Transistor', en el domingo 11 de septiembre se despide una de las grandes voces autorizadas en el cine español, Carlos Boyero.

También, hace pocos días se conocía el despido del reputado periodista Fernando Berlín quien explicaba a través de Twitter que "Tras 18 años, La Ser me ha despedido. Profunda tristeza. Sabíamos que no iban a ser tiempos fáciles".

© Proporcionado por Bolsamanía

Con su tono más que personal, el crítico de cine se despedía así " A partir de ahora tendré infinito tiempo para echarles miguitas a los pájaros y observar el paisaje urbano desde un banco. Seguiré con la movida esa del cine. Que les vaya bien. Cuentan que decir adiós siempre implica morir un poco. Parece cursi, pero tal vez sea verdad".

Carlos Boyero aterrizaba en las paginas de El País en el año 2007, y desde entonces ha sido uno de los grandes estiletes del medio de Prisa. A pesar de hacer una crítica con su particular sentido del humor, no desprende ningún tipo de rencor hacia sus antiguos jefes, e incluso se acuerda de Pedro J. Ramírez quien le introdujo en el papel: "Tuve broncas y censuras en los periódicos que dirigía Pedro J. Pero ahí estuve durante más de 20 años. Por algo sería, nos interesaría a los dos. Y está claro que mi firma siempre tuvo lectores, aunque algunos se acordarán de mi familia. Pedro J. podía ser malvado, pero sobre todo intuitivo y muy inteligente", sentencia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon