Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El fiscal pide cuatro años de prisión para Serra, Todó y la antigua cúpula de Catalunya Caixa

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 20/03/2017 Bolsamanía

Ya se conocen las penas que pide la Fiscalía Anticorrupción por los presuntos delitos de administración desleal que la Audiencia Nacional imputa al ex presidente de CatalunyaCaixa (CX), Narcís Serra, al ex director general de la entidad, Adolf Todó, y a otros 14 ex altos cargos, por irregularidades en operaciones inmobiliarias realizadas entre los años 2000 y 2007 por el banco. Anticorrupción y las acusaciones populares, representadas por la CUP y la Confederación Intersindical de Cajas, piden cuatro años de prisión para la antigua cúpula de CatalunyaCaixa, mientras que para otros 24 ex directivos solicitan dos años de prisión.

Los 41 ex directivos se sentarán en el banquillo de los acusados, también por los sueldos desproporcionados que se atribuyeron, en dos reuniones de la cúpula de 2010, según informa 'El Mundo'.

La Fiscalía considera que los procesados "con aparente abuso de su cargo y en perjuicio de la entidad" aprobaron incrementos salariales de sus máximos directivos "que no eran acordes a la situación real de la entidad y al entorno de la grave situación de crisis económica por la que atravesaba".

© Proporcionado por Bolsamanía

Aclara el rotativo que la acusación subraya que los acuerdos fueron adoptados por el consejo de administración que entre 2005 y 2010 presidió Narcís Serra, quien, como “mero cargo representativo, tenía elevados emolumentos en concepto de dietas”. En esos años, Todó pasó a cobrar de 800.000 a 812.501 euros, gracias al aumento retributivo aprobado en los consejos de administración del 19 de enero de 2010 y del 13 de octubre de ese mismo año.

En diciembre de 2014, el Juzgado de Instrucción número 30 de Barcelona resolvió que Narcís Serra y Adolf Todó, junto con otros miembros del consejo, cometieron un presunto delito de administración desleal al aprobar sobresueldos a directivos de la entidad financiera en plena crisis. Ante el juez, Serra y Todó defendieron estos acuerdos ya que estaban avalados por el banco de España y por el FROB.

LA PENA QUE PIDE LA ACUSACIÓN POPULAR

Además de la denuncia del fiscal, la Confederación intersindical de cajas (CIC), que ejerce de acusación particular en el caso de los sueldos desproporcionados de Catalunya Caixa, ha pedido diez años de prisión para Todó y cuatro para Serra.

En su escrito, al que ha tenido acceso 'Europa Press', atribuyen a Todó un delito de apropiación indebida y otro de administración desleal, por lo que le piden más pena, y al exministro Narcís Serra y otros 40 consejeros les acusan solamente del delito administración desleal.

Consideran que dos acuerdos de los Consejos de Administración de Catalunya Caixa de 19 de enero de 2010 y de 13 de octubre de ese año en los que se aprobaron incrementos salariales del comité de dirección "perjudicaron enormemente a la entidad".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon