Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El FMI preocupado por los pequeños bancos

Bolsamanía Bolsamanía 17/04/2016 Bolsamanía

Actualmente, la situación de la banca europea es tan precaria que el Fondo Monetario Internacional (FMI) defiende la consolidación de su sector bancario reduciendo radicalmente el número de bancos pequeños y el derecho de bancos como Deutsche Bank o Santander de ser tan grandes como puedan llegar a ser.

Tal y como publica La Vanguardia, “En Europa en general, hay una atomización bancaria. Hay demasiados bancos”, afirmó Jose Viñals, el consejero financiero del FMI en una entrevista publicada esta semana. En Italia hay 650 bancos, en Alemania 1.800. España se considera uno de los sectores más consolidados tras la desaparición de decenas de cajas durante la crisis de solvencia española en 2011.

Y es que existe preocupación sobre la capacidad de estos pequeños bancos para hacer frente a un periodo prolongado de bajo crecimiento, deflación y elevados niveles de deuda. “Los beneficios deteriorados y los problemas heredados de la crisis crean un riesgo elevado de UE la financiaron externa puede ser más caro sobre todo para bancos más débiles” advierte el FMI en su informe financiero.

En este contexto, únicamente las políticas de expansión de la liquidez del Banco Central Europeo evitan la quiebra de muchos de estos bancos pequeños. En algunos países “una consolidación puede ser necesaria” para que los bancos sean viables, advierte el FMI en el mismo informe financiero.

EL FMI Y EL G20 SE COMPROMETIERON A RESOLVER EL PROBLEMA ¿LO CONSIGUIERON?

En 2009, hace siete años, tras la crisis del Lehman Brothers y todo lo que ella acarreó, el FMI y el G20 se comprometieron a resolver el problema de bancos sobredimensionados cuyas actividades especulativas provocaron la quiebra el sistema y que luego fueron rescatados por el contribuyente.

Por aquel entonces, el FMI y el G20 se comprometieron a trabajar para garantizar que el próximo Lehman Brothers no supusiera rescates con dinero del contribuyente. Pero, el resultado de la crisis en EE.UU. es que hay menos bancos que nunca y son gigantescos, señala La Vanguardia.

© Proporcionado por Bolsamanía

Pero el énfasis en la necesidad urgente de consolidar los bancos dará luz verde a la expansión de los grandes bancos que se incluyeron en la lista de bancos “demasiado grandes para quebrar”. Los defensores de los bancos pequeños enfatizan la relación importante con la comunidad local y sobre todo con pymes.

Las expectativas de estancamiento económico, deflación y enormes niveles de deuda, suponen una paradoja existencial para la regulación bancaria. Por un lado solo los grandes bancos pueden sobrevivir, pero las medidas para proteger a los contribuyentes de la quiebra de estos bancos no son aconsejables, detalla La Vanguardia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon